COVID-19 y el deporte: No solo el tenis pierde economicamente

El tenis, fútbol, basquet, la F1, JJ.OO.,otras disciplinas y las marcas sienten el impacto de la pandemia en el mundo entero.

La pandemia mundial que esta azotando al planeta, ha hecho desastres no solo en la salud de la población en todas latitudes. El impacto económico que genera en todos los ámbitos, involucra a todas las actividades sin distinción de clases ni etnias ni situación en particular.

El tenis no es la única disciplina deportiva que es golpeada por este fenómeno, y los números de ese impacto saltan a la vista y sorprenden a todos por igual.

Tras los ATP-500 de Dubai y Acapulco mas el ATP-250 de Santiago, y por equipos la fecha de Copa Davis en play offs de marzo, la actividad se detuvo obligatoriamente a partir de los M1000 de Indian Wells y Miami a raíz de los primeros brotes en Estados Unidos.

Posteriormente la gira europea de polvo de ladrillo corrió la misma suerte y los números en perdidas empezaron a preocupar a todos. Por ejemplo en el Masters 1000 de Madrid, la Caja Mágica garantiza la visita de 280.000 personas, según las cifras de 2019, con un impacto económico de más de 100 millones de euros anuales en la capital. Pero va más allá de eso: el Open es concebido como un centro de negocios marcado a fuego en la agenda de as grandes empresas.

Roland Garros por temor a perdidas decidio posponer el torneo a setiembre y tratar de recuperar los costos organizativos, mientras que en Wimbledon, mucho mas previsores, acudirán al seguro que hace diez años tienen en vigencia por variadas contingencias, entre ellas la pandemia, y de esa manera disimular minimamente las consecuencias de no realizar el evento este año.

El resto de los deportes

LaLiga de España fue uno de los primeros torneos de fútbol que tomaron la decisión de parar su liga profesional por la propagación del COVID-19. Este parate obligatorio traerá, quiérase o no, importantes pérdidas económicas para los equipos y la organización del torneo.

Hasta ahora, LaLiga estima que podrían perderse un total de 678 M de euros si esto ocurriera. Dentro de esa cifra estarían incluidos 549 M de euros por derechos de televisión, 88 M por las suscripciones a LaLiga TV y 41.4 M por la pérdida de venta de tickets para los partidos.

En el caso de la NBA, según estudios de especialistas, cada franquicia dejará de ganar en torno a U$S 1.9 M por cada partido que no juegue, y habría que sumar unos U$S 275 M, y podría alcanzar los U$S 500 M. Eso sin sumar los ingresos por concepto de publicidad, que para la temporada 2019-2020 se estimaban en más de U$S 1.500 M. Este monto surge a partir de distintas investigaciones del periodista Keith Smith, colaborador de Yahoo Sports y Forbes.

La Fórmula 1, por posponer sus GP de China y Vietnam, estima pérdidas de U$S 85 M y sin certezas de cuanto mas podría acumularse con fechas posteriores que tengan el mismo camino.

los Juegos Olímpicos Tokio 2020, que ya fue pospuesto para el 2021, no escapa a la regla aunque al igual que Wimbledon, tendrá de donde agarrarse por esta situación.

Más de U$S 2.200 M fueron calculados en consumo y que van relacionados al turismo por la cita olímpica, de acuerdo con cifras provistas por la consultora NomuraPatrick Vajda, un experto en seguros del deporte que trabaja para la empresa francesa SIACI Saint Honoré, explicó que, de todas formas, el Comité Olímpico Internacional (COI) cuenta con un seguro por cancelación.

Las marcas también hacen cuentas

Entre el 25 de enero -el día que se celebró el Año Nuevo Chino- y finales de febrero, la firma Adidas paró el 85% de su actividad en el Gigante Asiático, que en 2019 aportó ganancias por más de 8000 millones de euros.

Según se afirma en Palco 23, la facturación de la compañía alemana de distribución de artículos de equipamiento y moda deportiva calculó que las pérdidas que ocasionará el Coronavirus en China serán entre 800 millones y 1.000 millones de euros en el primer trimestre de 2020.

Por ahora, Adidas no realizó previsiones sobre cómo afectará la expansión del virus a otros países, aunque sí admitió que ha experimentado “un menor tráfico en Japón y Corea del Sur”, los otros dos grandes mercados asiáticos.

Under Armour, solamente en China, calculó una pérdida de U$S 50 M durante este primer trimestre del año. En los casos de Nike y Puma, la preocupación también es latente, y evalúan cuanto y cuando podrán reorganizar su presupuesto para la cita olímpica, el principal objetivo de las marcas deportivas en 2020.

Fuente: Agencias

Foto portada: Abdullah Coşkun – Agencia Anadolu

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *