Tenis 2020: Pocas chances de retorno este año

El titular de la ATP, Andrea Gaudenzi, no descartó que el tenis regrese en 2021 si el COVID-19 no da tregua en el mundo.

El Coronavirus no cede en todo el planeta y sigue abriendo interrogantes acerca de que actividades puedan volver a su rutina y cuales no. Solo hay certezas acerca de que el mundo tal como era, no volverá a ser igual.

Y el tenis, no escapa a esto. Y en esta materia quien hablo fue el presidente de la ATP, Andrea Gaudenzi, nuevo mandamás desde enero de este año. El italiano fue claro y sin rodeos respecto de cuando el circuito retome la actividad, con un calendario de emergencia seguramente, durante esta temporada o bien, bajar la persiana y pensar en 2021.

Ciertamente este no era el escenario en el que esperábamos trabajar. Mi mandato comenzó con los incendios australianos, que fueron seguidos por el brote de Coronavirus. ¡Ahora espero que ocurra la Tercera Guerra Mundial en cualquier momento! Estos primeros meses se desarrollaron de manera diferente a lo que esperaba, ya que todos mis planes obviamente se retrasaron y disminuyeron

Los últimos torneos de este año se disputaron en febrero y marzo pasado y cuando la serie de los Masters 1000 arrancaba con Indian Wells y Miami, ambos certámenes fueron aplazados por los contagios en EE.UU.

“Nadie sabe cuándo podremos reanudar el tenis, por lo que no tiene sentido hablar de agosto o septiembre. Todo es hipotético, por lo que no sirve de nada golpearse la cabeza contra la pared por algo que podría no suceder, porque es muy posible que el tenis no se reanude hasta el próximo año”. No obstante, reconoció que el mes clave para dilucidar el destino de la temporada será septiembre: “Si el juego no se reanudara a principios de septiembre, dudo mucho que sea más adelante”.

No solo se esta moviendo unilateralmente como entidad, ya que la comunicación con la WTA es permanente: “También estamos tratando de cooperar con la WTA, que tiene el problema de la cantidad de eventos en la gira asiática”.

Pero Gaudenzi, que esta recluido en Inglaterra en plena cuarentena fue mas amplio aun: “Ahora estoy bloqueado en mi casa de Londres, haciendo planes que podrían cambiar en todo momento dependiendo de la emergencia sanitaria. Estamos hablando de fechas hipotéticas. Además ahora también el Abierto de Estados Unidos se está planteando aplazar el torneo, el cual peligra seriamente si el hospital de campaña que se ha instalado se prolonga, cosa muy probable teniendo en cuenta la expansión del virus por Estados Unidos, el país del mundo más castigado por la pandemia. Todo depende del virus. Nadie puede excluir el aplazamiento del tenis hasta enero de 2021, que volvamos a jugar con el Abierto de Australia.

Sin dudas que a futuro, si se juega o no el US Open, es clave para lo que pueda programarse: “Ahora estamos hablando del calendario de la temporada, hemos creado unas 50 versiones diferentes y hemos tenido que volver a barajarlas a diario. También debemos tener en cuenta que algunas cosas ya están escritas en piedra: por ejemplo, el O2 Arena está disponible para las Finales ATP exclusivamente durante esa semana (del 15 al 22 de noviembre)”, explicó Gaudenzi, y añadió finalmente, cómo podría quedar el calendario: “Estamos trabajando en la posibilidad de una gira de arcilla de cuatro semanas después del US Open. El mejor de los casos sería tener una gira por Norteamérica durante el verano, luego la arcilla, luego Asia y luego las Finales ATP. Con siete Masters 1000 y tres Grand Slams, no habría mucho espacio para quejas. Si se cancela el US Open, la complejidad de la situación crecería exponencialmente, porque deberíamos considerar jugar también en noviembre y diciembre, pero en este momento nos estamos centrando en un reinicio después de Wimbledon.

Lo preocupante de todo esto, es la situacion de los jugadores de menor ranking, que Gaudenzi se refirió también: “Intentaremos ayudar a todos. En lo financiero, primero trataremos con los Challengers y los ATP 250, así como con los jugadores entre 250 y 500. Es inútil ayudar a aquellos que juegan Grand Slams, a los primeros 50 del mundo”.

Por último, y siempre en el terreno de las hipótesis, hablo acerca de que borradores de fechas hay en carpeta: “Estamos trabajando en la opción de cuatro semanas de polvo de ladrillo después del US Open si es que se juega. Si eso pasa habríamos salvado el 80 % del calendario exceptuando la gira de césped. Pero si se cancela Flushing Meadows, todo se complica más porque entonces plantearíamos el escenario de seguir jugando en noviembre y diciembre. De momento, la idea es volver el 13 de julio, pero aun no hay nada definido” concluyó.

Foto portada: Andrea Gaudenzi – Pte. ATP (Archivo)

Fuentes: ubitennis.com, As, Agencias

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *