Soderling: “No jugaría en Argentina ni iría de vacaciones”

La estrella del equipo sueco de Copa Davis, Robin Soderling, está ansioso de empezar el torneo en casa ante Argentina. Parece que enfrentar a nuestros jugadores tiene un gustito especial, dado que se han enfrentado varias veces en los últimos años. Sin embargo, él tiene un recuerdo poco grato de una de sus visitas a Buenos Aires.

Casi todo el mundo tiene como ídolo a Diego Maradona. Casi todos lo pararían para sacarse una foto con él. Pero éste no parece ser el caso del número 7 del ránking ATP. Es que desde 2006, cuando Diego y la hinchada desataron el enojo y crisparon los nervios de los jugadores suecos en el Parque Roca, para Soderling somos casi villanos.

“Había peleas en las tribunas, los espectadores tiraban botellas y otras cosas. Gritaban durante el juego y hacían todo lo possible para interrumpir. Fue un momento horrible”, le dijo Soderling a Sportbladet, recordando un partido ante David Nalbandian que comenzó ganando 6-3 pero que luego perdió 6-2; 6-4 y 6-1.

Pero las críticas, a pesar de que pasaron ya 4 años, no quedaron allí, porque “Robban” agregó críticas a Diego: “Los periodistas hablaron de Maradona todo el tiempo. Cuando me preguntaron si lo había visto, les respondí que no lo había reconocido. No sé si me disculparán allá después de lo que dije, pero no hay muchas chances de que vuelva a ir allí. La única razón en mi vida por la que volvería a la Argentina es si nos enfrentamos otra vez como visitante en la Copa Davis. Nunca voy a jugar un torneo allí y nunca voy a ir de vacaciones”.

Para suerte de Soderling, este fin de semana el estadio Kungliga Tennishallen no tendrá a Maradona en la tribuna, pero tampoco a Juan Martín del Potro, a David Nalbandian ni a Juan Mónaco -ambos lesionados- en el court. El jugador espera tener una gran hinchada local para hacerles sentir a los rivales argentinos lo mismo que ellos sintieron en Buenos Aires. “Espero que tengan un poco de su propia medicina, pero sería antideportivo. Tampoco me gustaría un aplauso de golf. Se puede gritar como en el infierno y quedar en eso”, anheló.

N. de la redacción: al momento de este artículo se desconocía la inclusión de Nalbandián.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *