Alex Zverev venció en la final a Diego Schwartzman y ahora estan 2-2 entre ambos. (EFE)

Zverev fue mucho para Schwartzman en Colonia

El alemán ganó su segundo ATP consecutivo en mismo escenario. Superó en sets corridos a un Schwartzman sin respuestas.

Un inspirado [1] Alex Zverev (7° ATP) fue inalcansable para [2] Diego Schwartzman (9°) en Colonia, en el segundo ATP en esa ciudad e igual cantidad de victorias para el local.

Para Diego Schwartzman, quizás la sensación de estar vacío interiormente, ya que nada pudo hacer ante el poderío de Zverev, que este domingo fue lapidario por un 6-2 y 6-1, igualando la serie entre ambos 2-2. Además, era la tercera final de 2020 para el argentino, que deberá seguir esperando para alzar un trofeo este año

Nada empaña de todas maneras, lo hecho en la semana por el Peque. Buenas actuaciones (vs Otte), reacciones en tiempo apropiado (vs Davidovich y Aliassime) y una fallida en la definición ante Zverev. Aun con este resultado, el argentino sigue dentro del lote para el Masters de Londres, su objetivo inmediato en la recta final de la breve temporada ATP.

“Es como un torneo de fútbol en el que me escapé un poco de mis perseguidores. Vine pensando en eso y pude jugar mi mejor tenis, y fui resolviendo cada uno de los partidos, pero todavía falta” decía Diego tras el match.

Un paréntesis va a haber esta semana, ya que en su agenda estaba el ATP-500 de Viena, pero tras su paso por suelo alemán, Schwartzman se bajó del torneo austriaco (era 6° favorito) para llegar con mejor puesta a punto y “aire” a Paris Bercy. Ocurre que solo cedería 10 puntos en su carrera, y con mucho mas por sumar en suelo francés, y con buen margen con sus inmediatos perseguidores: Mateo Berretini, y Bautista Agut, quienes tampoco jugarán esta semana, excepto Shapovalov y Monfils quienes si lo harán en suelo austriaco. Decisión correcta y estratégica, que estaba prevista si era necesaria.

Zverev, tuvo un día de oficina ante Schwartzman. Sin fisuras, con un primer servicio poderoso (9 aces) y mandando en el trámite de principio a fin, nunca dejo resquicios para que Schwartzman siquiera arrimara chances o peligro a su juego.

Para el circuito, se avecina Viena, con Djokovic y Thiem encabezando cuadro y preferencias, mientras que varios regulan físico y cargan pilas para un M1000 Paris-Bercy que será emocionante jugándose varios, los boletos para estar en el O2 Arena, en su ultima edición antes de su arribo a Milán en 2021.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *