Azarenka, con lo justo

La bielorrusa Victoria Azarenka venció a la china Na Li y retuvo la corona del Abierto de Australia, en un partido opaco donde abundaron los quiebres de ambos lados y siempre estuvo abierta la resolución por cualquiera de las finalistas.

Azarenka, que estalló en llanto cuando acabó el encuentro, ganó cinco de los últimos seis games para asegurar su segundo título de Grand Slam, lo que le provocó una gran felicidad. Fue el único hilo de continuidad digno, en un match donde se quebraron (16 veces) hasta el hartazgo

"Desafortunadamente, hay que pasar por algunos momentos difíciles para lograr grandes cosas", afirmó la bielorrusa, que en 2012 se estrenó con el ‘Major’ australiano y además fue finalista del US Open.

Un primer set donde los quiebres dominaron la escena, hasta en el 5-3 cuando podía definir con su saque la china. Otra vez cedió ante la n°1 y todo culminó ante otra rotura para adueñarse por 6-4 el primer parcial.

Viktoria Azarenka (Getty)

En el segundo set, quebró Azarenka en el inicio y en el tercer juego para adelantarse 3-0. Pero enseguida cedió el suyo y, en lugar de ponerse 4-0, quedó 3-1. Allí en el 5º game sufrió Li una torcedura del tobillo izquierdo y fue atendida rápidamente por la fisiterapeuta oficial del certamen, ante el asombro de todos.

Llegó Azarenka a ponerse 4-2 arriba, pero Li le quebró el saque siendo punzante y le empató 4-4. Cuando parecía que la china podía volver a tomar la delantera, perdió su servicio y así la líder de la WTA se puso 5-4 y el saque para intentar igualar la lucha en un set por lado. Lo mantuvo sin problemas, con autoridad, y ganó 6-4 ese segundo capítulo.

Todo estaba nivelado, en sets y en consistencia de juego. Ninguna lograba dominar a su rival y el final se presentaba abierto para cualquiera, ya que ambas no seguraban solidez con su servicio. En esa tónica comenzo el parcial definitivo.

Na Li

En él Azarenka quebrando, como en el set anterior. La diferencia fue que Li logró romper al siguiente juego e igualó. Acto seguido, con la china en ventaja de 2-1, llegaron los ya programados pero a la vez inoportunos fuegos artificiales lanzados por el Día de Australia, que interrumpieron la gran final por un lapso de 10 minutos.

Parrafo aparte para los fuegos artificiales. Algo que tendrán que replantear para otra oportunidad los organizadores. ¿Qué hubiese pasado si estaban por sacar para match alguna de las jugadoras ? Todo hubiera sido mas sencillo programando la final al menos una hora ántes para no caer en tan ridícula determinación. Un aspecto en el debe para el próximo año.

Luego, se pusieron 2-2 otra vez en paridad, y tras ello la campeona se adelantó 3-2 para entonces si a partír de allí, tomar las riendas del match.

igualmente sus servicios eran carentes de garantía, y Li siempre amenazaba con romper, como lo hicieron entre si ambas durante el partido. pero no pudo la asiática, que aflojó el ritmo y ante esa actitud, Azarenka aprovechó el momento y se afianzó en el set llevandose el pleito y el torneo.

Na Li saluda a Viktoria Azarenka (EFE)

"Me encanta jugar aquí, sé que no soy joven pero lo intentaré de nuevo el próximo año", prosiguió la jugadora china que dedicó un piropo a su equipo de trabajo encabezado por el técnico argentino Carlos Rodríguez y su marido Jiang Shan.

"Hace dos semanas odiaba a mi equipo, porque me presionaban mucho para trabajar, pero ahora creo que debo callarme y continuar", señaló.

El discurso de Azarenka fue mucho más protocolar y en ningún momento se refirió a la lesión de Li. Además se vio interrumpido por algunos silbidos del público, que no olvidó su incidente en el partido de semifinales contra la estadounidense Sloane Stephens, cuando se fue al baño durante 10 minutos tras desperdiciar cinco bolas de partido.

"Han sido dos largas semanas, pero siempre mantendré mis mejores recuerdos de esta pista, y los guardaré en mi corazón para siempre", comentó "Vika".

La campeona le deseó a su rival "lo mejor" y verla en "más finales" para acabar con una frase con la se congraciaba con los aficionados: "Os deseo a todos un feliz Día de Australia".

Azarenka festeja con ball boys (AO)

Por su parte, la asiática no dejó dudas. "Comencé a reírme y pensé, ‘esto es una cancha de tenis, no un hospital‘", relató.

Azarenka de esta manera se mantiene como líder WTA y dejó sin chances por ahora a Serena de reinar nuevamente. Sharapova en cambio, seguira siendo su escolta tras el buen torneo realizado, cayendo unicamente en semis ante Li, anteayer .-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *