Djokovic lo hizo de nuevo

El serbio Novak Djokovic se impuso al escocés Andy Murray (3°) por 6-7 (2), 7-6 (3), 6-3 y 6-2 y se consagró campeón del Abierto de Australia por tercer año consecutivo, siendo el primero en lograrlo en la era abierta.

Sexto título de Grand Slam para el número uno del mundo, que además suma Australia ’08, Wimbledon ’11 y el US Open ’11.

Además, se tomo revancha de la final perdida ante el escoces en el US Open ’12, cuando cayó en el Arthur Ashe significando el primer GS de Murray, que hoy disputaba su tercer final en Melbourne.

Un sólido Djokovic desde lo mental y sobre todo en lo físico, hizo la diferencia ante un Murray que estuvo en gran nivel en el comienzo, pero poco a poco se fue desdibujando hasta que su cuerpo se empezó a desinflar, sobre todo en sus pies con ampollas que, le impedían pisar con seguridad, un aspecto que fue vital a la hora de encarar el match a partír del tercer set.

Novak Djokovic (ABC)

Una vez más mostrando un tenis de alto vuelo, de menor a mayor y ante un rival de gran jerarquía. Djokovic terminó doblegando a Murray gracias a un combo que anduvo a la perfección a lo largo de estas dos semanas, como viene sucediendo en este último tramo del circuito: servicio, grandes defensas, contragolpes y ataques.

Sus dos partidos anteriores con resolución rápida ante Berdych y Ferrer fueron gravitantes en la final de hoy. Lejos quedó el largo trajin ante Wawrinka, extenuante en lo físico y mental, y que amenazó con hacer mella en su humanidad. Nada de eso ocurrió aqui, ya que estaba preparado para una lucha extensa a la que Murray no estaba preparado.

Tal vez, el alto precio de su match en semis ante Federer y un día menos de descanso, conspiraron con ello. De cualquier manera, el Murray del primer set demostró esta en sintonía mucho mejor a la anterior, y promete choques ante el serbio mas frecuentes a futuro, que no queden dudas de ello. Haber ganado en Nueva York le dio la dosis de confianza que le faltaba, y eso ahora se nota en su andar en la cancha.

Andy Murray (Fox)

El serbio fue de menos a mas. Y cuando olfateo sangre, no titubeó. Las ampollas de Murray colaboraron también, claro, pero a veces, el tren pasa y uno no se sube. Paciente, y con una envidible frialdad para hacer daño en los momentos claves, Djokovic empezo a martillar a Murray lentamente.

Lo soportó estoicamente en el primer set que se llevó el escocés, pero en el segundo puso un cambio mas. Comenzó a visitar de a poco la red, y mover a Murray en el fondo paso a ser su tarea. Algún cambio de ritmo, metía para modificar el libreto, pero moverlo era la receta.

Hasta que el trainer atendió a Murray, y la cosa cambió. Luz naranja para él, y vía libre para hacer daño para el serbio.

Murray trainer AO '13

Cambió el juego del pupilo de Lendl, que miraba preocupado desde las gradas. Empezó a cortar el juego, porque los peloteos intensos del primer set sus pies no los soportaban, y había que medir energías. Y eso era lo que le proponía Djokovic, para desgastarlo y sacarlo de foco. Solo le restaba al británico usar con eficacia sus saques y no pasar de cuatro o cinco peloteos en la red.

Inteligente en la lectura, Djokovic entendió cual era la receta. Y asi empezó a hacer daño con ángulos y tiros esquinados. Y con ese esquema y un físico que le respondía a la perfección, comenzó con la demolición en el Rod Laver.

Cuando quebró en el tercer set, ya afectó además del físico de Murray, su cabeza, y solo se ocupó de sostener su saque para llevarse el cuarto set con gran aplicación y un trabajo mas que paciente.

Ya no era solo el físico el que alertaba a Murray, sino que también su mente estaba en otra cosa.

El cuarto set fue un trámite. rapidamente se puso 3-1 adelante y allí fue un concierto de Djokovic, totalmente lanzado y esperando que solo pasara el tiempo para la estocada.

Otra rotura luego, abría la previa de la final para una tibia recuperación de Murray con un game mas hasta cerrar el serbio tras 3 horas y 40 minutos de partido.

Gran comienzo para Djokovic este año, que rapidamente se va a jugar Copa Davis con Serbia esta semana visitando a Belgica. Poco descanso y a cargar las pilas rápido, porque el tenis no se detiene ni descansa.

Y Djokovic, tampoco .-

 

Dejanos tu comentario haciendo clik aquí

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *