Cuesta arriba

Tenisticamente no fue de alto vuelo, pero si en grandes dosis de emotividad, y con los nervios de punta y acero, lo que se vió este Sábado en Parque Roca, rozó el dramatismo y la euforia desmedida en una tarde "interminable" tras casi cinco horas de máxima tensión.

Confirmados Cilic y Karlovic, se advirtió que Croacia ponía toda la carne al asador frente a David Nalbandian y Eduardo Schwank, la solida pareja argentina que hoy no estuvo alnivel de lo hecho en Sevilla o en Bamberg el mes pasado.

Analizar cinco horas de tenis, puede ser frívolo. Entendemos que hay aspectos para destacar y valorar, ademas de equivocaciones y acciones, que llevaron al maratónico partido hasta donde llegó.

Nalbandian faltó a la cita esta edición de Copa Davis. David fue puro corazón, y con eso no alcanzó ante Cilic ayer, y tampoco hoy. Schwank, acompañó buenas y malas, pero había intermitencias. No se ponían de acuerdo en coordinar los momentos buenos ambos, y por eso el partido caía en breves lapsos de la mano de uno y otro, cosa que complicaba el funcionamiento del tandem. Para colmo, Nalbandian hoy fue un concierto de dobles faltas, inusuales en él, pero lo peor, es que varias las cometió en momentos claves y cediendo games.

Schwank no pudo hacer daño en la red como otras veces, y se notó en las definiciones. Pero hay de las buenas también. Tuvieron mucha actitud y sangre para levantar breaks y no dejar escapar a los croatas, que también colaboraron en forma.

David sacó en muchas veces su estirpe copera, y sabiendo de su mal fin de semana tenístico, se acopló a lo que podía dar Eduardo, mas acertado en varios pasajes con buenos passings y tiros al medio y los pies de los croatas, táctica letal para los europeos.

Karlovic, extrañamente, no tuvo en su servicio a su aliado incondicional, y Cilic, subía y bajaba su nivel en picos desmesurados.

Para aquellos que el tenis no es una psión o gustan de mirar, los dobles constituyen una invitación valida para entretenimiento y garantía de reflejos y puntos rápidos. Eso, hoy, no pasó.

Croacia se paraba con un Karlovic o Cilic atras y el otro en la red, y no atacabán asiduamente. Y el juego se tornó deslucido e impredecible. Aún así hubo momentos de dramatismo, pero no de la mano del buen tenis, sino por las definiciones de cada caso en el set que se jugara.

Fué un partido malo, pero emotivo y extenso. Y que dejó en claro que cualquiera que ganara estaba bien, pero le tocó al dueño de casa.

Ahora, Mónaco aparece en el horizonte como el hombre del quinto punto, con la serie definida o no. Por ahora, Argentina esta arriba y el sueño de la semifinales en setiembre, intacto.

El resultado de la serie hasta ahora :

ARGENTINA 2 vs CROACIA 1
Polvo de ladrillo – Buenos Aires, Argentina
M Cilic (CRO) d D Nalbandian (ARG) 57 64 46 76(2) 63
J Del Potro (ARG) d I Karlovic (CRO) 62 76(7) 61
D Nalbandian / E Schwank (ARG) d M Cilic / I Karlovic (CRO) 36 76(6) 63 67(6) 86
J Del Potro (ARG) vs M Cilic (CRO)
J Mónaco (ARG) vs I Karlovic (CRO) 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *