No le sobró nada

Hubo que sufrir, pero valio la pena. Cuando la cosa estaba casi encaminada para terminar mas rápido de lo pensado, se alargó inesperadamente.

Juan Martín Del Potro se impuso en dos sets y con tie braks, por 7-6 (3) y 7-6 (7) al germano Phillip Kohlschreiber y se metió en cuartos de final del Masters 1000 de Indian Wells donde se medirá ante el español Tommy Robredo, que hizo lo propio ante el local Sam Querrey por 6-1 y 6-3.

El trámite del match ante el alemán, fue cambiante. Arrancó bastante parejo, pero Del Potro quiebra en el quinto game y se pone 3-2.  Allí Kohlschreiber se puso las pilas de nuevo, y le devolvió la gentileza a Juan Martin, y emparejó todo. A esa altura, el europeo sabía que la receta pasaba por jugarle al revés, el lado mas debil del argentino, aunque Delpo soportaba bien los embates. En el game mas largo del match, de12 minutos, y con signos de cansancio en "la torre", ambos sostenian sus saques con dificultad, donde el alemán salía mejor parado, ya que había mejorado su andar promediando el set.

Sin embargo, todo siguió igual, y llegaron al tie-break tras casi hora y 20 minutos. Allí Del Potro fue dúctil, preciso, y se llevó la definición con soltura y autoridad. Un malestar estomacal, lo tenía procupado durante el match pero paulatinamente se fue sintiendo mejor. Una hora quince de partido hasta aqui, con 7 aces, y 86% de efectividad en su primer servicio, con el 41% en el segundo, muy bajo para su nivel, pero que le alcanzó de todos modos.

El segundo set, mostró a Kohlschreiber confundido, sin pilas y desorientado. Sin dudas, había sentido el impacto de perder el primer set, y rapidamente estaba 0-3 abajo.Y todo siguió asi hasta el 4-1 al frente el argentino. Allí Delpo se relajó, y fué cuando el teutón se enganchó de nuevo en el partido para sorpresa de todos, quebrando al tandilense y emparejando el trámite.

Entonces el fastidio se movió al ex nº4 ATP, que sobrellevó las cosas para desembocar, previo desperdiciar una chance de match estado 4-5 abajo el germano y 30-40, en otra muerte súbita.

Y se le vino la noche a Juan Martín al principio. Con un andar diferente al tie-break anterior, cedió dos miniquiebres llegando a estar 1-6 abajo, para ganar luego seis juegos consecutivos, desmoralizar a Kohlschreiber y rematar 9-7 la definición. Dos horas y 12 minutos de partido con números para Delpo que le daban en el total, el 83% con su primer servicio, y el 53% con el segundo, contabilizando 12 saques directos (aces).

El alemán estuvo a la altura, pero le faltó pounch final, que le hubiera posibilitado al menos estirar todo en un tercer set.

Ahora, Robredo aparece en el horizonte de Del Potro, que le ganó en sets corridos categoricamente a Sam Querrey, y el dato a tener en cuenta, es que terminó con molestias en una de sus piernas. Hasta donde sabemos, uno de sus aductores lo estaría aquejando por estas horas. Veremos como llega a su match que será o mañana a las 17 horas de Argentina.-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *