Con lo justo

En tan solo 155 minutos Del Potro se sacó de encima a Florian Mayer. Con un marcador de 6-3 0-6 6-4 y 7-5 jugará el fin de semana nuevamente por octavos de final en este Open de Australia.

Cuando empezó el partido pensaba que iba a ser un trámite fácil, sobre todo a partír del tercer game en dónde pareció despierto el tandilense. Un 6-3 claro presagiaba un trámite corto y distinto, y regulando combustible con el desgaste de el match con Blake.

Pero nada de eso ocurrió. Es que en el segundo parcial, Delpo se fué de paseo y vaya a saber uno adónde. No conectó saques, falto de confianza y caminando la cancha, era otro jugador al que no estamos acostumbrados a ver. Hay que revisar bastante para encontrar un 6-0 abajo para Juan Martín, porque ese fué el resultado del segundo set. Solo 30 minutos le alcanzaron al alemán.

Y claro, luego se la creyó, y alli se despertó el top-5 de su sueño. Quebró en el sexto game (3-2), empezó a correr de nuevo y mantuvo hasta el 6-4 en tan solo 37 minutos. Pero el juego lucia trabado, esos golpes extraños de Mayer confundían mucho a Juan Martín. Se le notaba el cansancio de anteayer, pero peleaba cada pelota corriendo como no lo había hecho en el segundo. Y cuando a Mayer se lo apura un poco, se nota la diferencia, aunque dejó destellos interesantes, mas por estado de ánimo que por capacidad.

Llegó el cuarto y último, y se quebraron mutuamente, hasta que llegaron al 5-5 y estaba el germano 0-40 con su saque. No los pudo aprovechar Delpo y debió esperar cuatro puntos mas para conseguir el quiebre necesario, y luego cerrar con su servicio para ponerse 7-5 y cerrar el match.

¿El próximo rival? Saldrá de el vencedor de Wawrinka y Cilic, y que a el tandilense le da igual. Si logra reponerse, tenemos esperanzas en él, como hasta ahora, pero ya se empiezan a acumular las horas en cancha, y en algún momento eso se siente, y también se paga.-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *