EL CANDIDATO

Hoy comienza el Open de Australia. Y entre los latinoamericanos hay dos serios aspirantes a lo mas granado del torneo, el llegar lo mas lejos posible y con serias chances de título.

Sin lugar a dudas que estamos hablando de Juan Martín Del Potro y Feña González.

Pero quien asume una clara ventaja entre ambos es el argentino. Del Potro ha demostrado el año anterior que la seguidilla de torneos que ganó en 2008 no fué obra de la casualidad. Y en la cabeza de todos está instalado que de no ser por su lesión pos Masters de Shanghai en ese momento, hubiera alzado la Copa Davis en Mar del Plata.

El año anterior se encargó de consolidar su trabajo junto a su gran cuerpo técnico encabezado por Franco Davin, quienes lo moldearon y le dieron los elementos para que el tandilense explotara en su tenis arribando a la cima de su carrera en Septiembre ante el mismísimo entonces monarca indiscutido, el nº1 Roger Federer.

Y si bien las exigencias del alocado calendario ATP lo alternaron con algunas lesiones y una olvidable gira asiática en su momento tras el logro neoyorquino, revivió en el BNP Masters 1000 de Paris despidiendo a Safín y "avisando" para Londres que no iba a ser presa fácil. Un excepcional Davydenko fué lo único que pudo detener la obtencion de el Masters londinense para cerrar un año que no tenía en sus cálculos, sino para mas adelante quizás.

Y ahora lo encuentra mas que maduro en cuanto a citas grandes. Le ha ganado a Roger, a Rafa, a Murray, a Roddick y a Davydenko también. Su sombra parece ser por ahora y como asignatura pendiente, el serbio Djokovic, pero ya le llegará su turno, ir sin prisa, pero sin pausa. Quizás su mayor preocupación por estas horas sea su lesión en la muñeca, de baja gravedad por cierto, pero lo suficientemente presente para obviarla y no descuidarse.

Pero hablábamos arriba que Feña es también otro serio protagonista, y sabe lo que es llegar a una final aquí, y el hambre de revancha siempre está con el Bombardero de La Reina. Si se encuentra bien fisicamente y no se apura. tendrá tela para cortar y causará mas de un dolor de cabeza a muchos.

Sin ellos, los latinoamericanos no cuentan con mucho mas para serias aspiraciones, pero si para grandes actuaciones seguramente.

Son 17 las esperanzas en este Open de Australia, no son pocas. Lo mejor para ellos y el deseo de culminar con alguno de los nuestros el 31 en el Rod Laver Arena.- 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *