Hoy puede ser un gran día

Sola, solita y sola. Asi empezó Gisela Dulko su periplo por Nueva York, sibando bajito y pasando desapercibida.

La realidad indica también que su carrera esta eclipsada por el momento de los muchachos, Del Potro, Nalbandián y cia. Pero eso es tan cierto como su actualidad en este US Open, que inesperadamente la tiene com una de las 16 mejores hasta aca.

Y ahora ante la posibilidad de acceder a la próxima instancia -porque las chances las tiene y claras- se transforma en super-GIgi, y todos contentos seguramente. Pero hay que darle la dimensión justa a esta actualidad de la tigrense.

Cuando cerró su partido ante Shvedova ( una jugadora menor en calidad y técnica, pero que se cargó a Jelena Jankovic ) marcó su lugar en el torneo y con mucha autoridad y seguridad, virtudes que no siempre expone. la prueba de ello es que usó tres de cuatro posibilidades de quiebre, y en este nivel en un torneo de estas características es algo que no se debe ni puede desperdiciar.

Hoy ante Bondarenko

La serie ante la mayor de las Bondarenko ( ya le ganó a su hermana en la ronda anterior ) la tiene en otra posición. Nunca se han enfrentado anteriormente y ambas vienen de buenas victorias. La ucraniana se impuso a Anastasia Rodionova en dos sets por 7-6 y 6-4 teniendo que poner toda la carne en el asador.

Un partido con resultado abierto ? Quizás, pero con buena concentración y su drive en condiciones, la tigrense tiene que tener chances y ciertas.

El cuadro se le abrió y por eso esta dónde está, podría decir mas de uno. Puede ser, pero que pierda Jankovic previamente o que se caiga Safina ( en caso de seguir era un cruce posible ), de eso ella no tiene la culpa. Tal vez sea la oportunidad, o el golpe de suerte para estar adónde ha llegado. Y mezclarse con las de arriba le puede dar la dosis de calidad y rose que esta necesitando.

Ojalá sea el "clik" que esté esperando. Pero con eso solo no se hace nada, hace falta tenis y decisión.

Y eso es lo que trajo Gisela a Nueva York .-

 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *