El mejor Roger

Las 20.000 almas de anoche en el Tigre vivieron otra fiesta en el Pipa. En una puesta de escena mejor organizada que la del miércoles, se pudo presenciar un verdadero show con dos grandes animadores del circuito, acaparando claramente la atención logicamente el suizo Roger Federer, la escusa perfecta para disfrutar de un espectáculo como pocos, que se han visto en nuestro país.

De ambos compromisos, a nuestro entender el del cierre es el que generó mas tenis de calidad, y por eso titulamos que el mejor Roger nos gustó mas ayer que el del miércoles.

En la noche, que se asoció a la fiesta, con un clima increible y las estrellas como testigo, todo estuvo a la perfección casi y solo se dedicó la gente a observar al ídolo que se despedía de una visita da casi cinco días.

Un resultado para la estadística que a nadie le importa, reflejaron el triunfo de Federer ante Del Potro por 6-4 y 7-6, dónde el suizo siguió interactuando con la gente, regaló pelotitas, mostró sus habilidades manipuleando su raqueta ante la ovación en los cuatro costados, jugó con buenos pasajes de tenis (hubo varios rallyes de mas de veinte peloteos) y ofrendó el mejor tanto de los dos días, incluidos dos gran Willis que provocó el estallido del público.

Generó gritos de la gente hacia él muy ingeniosos, tales como "Roger te quiero mas que a mi vieja", o "Roger haceme un hijo" que tuvo la peculiaridad que salió de un muchacho desde una cabecera, provocando grandes risas. También algunos luego cansaron buscando los 10 segundos de fama entre los espectadores, es decir, hubo de todo.

Pero a diferencia de antenoche, donde pareció que el tema de las tribunas, Oyarbide y demás yerbas ocupó muchos centímetros y espscio en los medios, ayer nada hizo enrarecer el clima en tierras de Sergio Massa, también presente en el partido.

Del Potro también fue blanco de gritos de todos, de los que alientan y de los que vienen con veneno. Entre los últimos, uno que no pasó desapercibido fue aquel que le dijeron en momentos que sacaba y que decía "Delpo ahora no te duele la manito eh" y que generó murmullos en la concurrencia. La Davis sigue presente en la retina de los argentinos, y la derrota ante los checos sigue vigente.

Pero la ovación mas escuchada y que retumbaran por mucho tiempo será la de "Olé olé olé olé, Roooger, Roooger …" en al menos, las 40.000 personas que presenciaron los dos partidos el miércoles y anoche.

En el fin de semana prometemos material de lo que vivimos anoche, y mucho para contar de entretelones. Hablaremos de la relación y reconciliación entre Del Potro y la gente, que dejó de bueno y de malo el evento, postales en fotos y videos de anoche, entre lo mucho de material recogido ayer.

Ahora es tiempo de volver a Rosario y mas tarde a Paraná, para allí seguir trabajando. Será hasta mas tarde .- 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *