David, y su día de furia

Las conductas humanas, a veces, son el reflejo de emociones que cuestan dominar, y en otras oportunidades, hasta difíciles de explicar. Y en pocas, y muy puntuales, ambas.

Algo de eso es lo que le ha ocurrido a David Nalbandian en Londres, cuando disputaba una final favorable ante el croata Marin Cilic, tras estar 7-6 y 3-4 en el marcador, cuando una pelota que pierde de fondo de cancha, lo descontrola por completo, sin motivo aparente mas que la perdida del punto, y el cordobés descarga su frustración con una patada en el corralito del juez de línea lateral.

Con tan mala fortuna, que lastima al juez de línea, e inmediatamente el director del torneo lo descalifico dando por concluido el match dandole por ganado el mismo a Marin Cilic.

El incidente, lo insólito del hecho, dejó de lado lo bueno hecho hasta allí por Nalbandian, la gran semana que tuvo, y todo se deterioró con la acción impensada para todos, y de la que el propio David se encargaría de disculparse ante la gente tras la premiación a Cilic. No se lo invitó a participar de la misma, por obvios motivos.

Luego, se encargó de hacerlo mas público aún, a través de su cuenta de Twitter.

Si se puede observar con detenimiento las imágenes del incidente, se aprecia que el argentino no tiene intención alguna con el juez, pero la naturaleza del hecho, mas la lesión que le provocó, justifican la reglamentación que es clara al respecto, la descalificación por abuso al juez.

Otra descalificación de David ocurrió en segunda rueda de Viña del Mar 2002, cuando perdía 3-4 con el brasileño Flavio Saretta, e insultó al umpire.

A Mariano Zabaleta lo descalificaron una vez por tirar un pelotazo que golpeó a un ball boys y el Mago Coria zafó contra Verkerk en semis de Roland Garros.

Ante los medios luego, David expreso su pesar por lo ocurrido, pero también lanzó dardos hacia la ATP, a quien recuerda de su inequidad en tomar determinaciones en perjuicio de los jugadores en el circuito.

Y habrá cosas que reveer en su conducta, indudablemente. Un jugador experimentado y con trayectoria, no puede cometer estos excesos. Las disculpas, hablarán bien del jugador, pero el daño estará hecho. En las postrimerías de su carrera exitosa, Nalbandian buscará borrar estas imágenes con hechos mas significativos, como mejorar su papel en el All England, tener un rol protagónico en los Juegos Olímpicos y ni que hablar en la Copa Davis proximamente ante los checos en Parque Roca.

 "Lamento mucho haber hecho lo que hice. A veces te frustrás mucho en la cancha y es difícil controlarlo. Es muy duro terminar así", dijo el cordobés luego la premiación al croata.

Será tiempo de reflexión y mirar hacia adelante. Lo concreto, es que David se quedará sin los puntos de esta semana, deberá abonar una multa de U$S 10000.- aproximadamente, pero no lo perjudicará para poder jugar en Wimbledon y los JJ.OO., algo con lo que se especulaba tras lo sucedido hoy. 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *