Solamente Pico

Eran cuatro las esperanzas de hoy en Roland Garros, pero solo una siguió avanzando tras mas de cuatro horas de lucha sin cuartel. Se trata de Pico Mónaco, que ssupero a Milos Raonic en una verdadera maratón de tenis con picos de alto nivel por momentos. El resto, se quedó afuera del segundo GS del año.

Eduardo Schwank tal como se preveía en los papeles, poco y nada pudo hacer ante Rafa Nadal en un duelo sin equivalencias. Mas temprano, Leo Mayer caía ante Nicolas Almagro, y el colombiano Santiago Giraldo fue victima de Andy Murray. demasiado para un solo día.

Mónaco pudo ante Raonic

Pico tuvo un de esos partidos que cumplen con los pronósticos previos. Lucha, tenis de alto voltaje por momentos, dominios alternados, y mucha, pero mucha emoción.

Raonic, 19º mejor tenista del mundo, dominó el inicio del partido, pero fue perdiendo fuelle ante un Mónaco, 15º en el ránking de la ATP, que sentenció sin grandes dificultades una vez alcanzado el definitivo quinto set. Estuvo acertado con las devoluciones, y sólido con su servicio, sintoimas que presagiaban cierto control ante el canadiense. Pero por poco, llegaron al tie-break, allí Raonic sacó la luz justa, con poco, se llevó el primer parcial.

Pero Pico no se pinchó, siguió adelante y logró apuntarse un quiebre en el sexto punto de set del que dispuso. Con eso bastó para equiparar y dar muestras que estaba firme y que estaba en carrera

En el tercero volvió a recuperar el tono y, sin que ninguno de los dos rompiera el servicio de su rival, el canadiense, se llevó la manga en el desempate, lo que dejaba el partido con ventaja de dos sets a uno para Raonic.

Había algo claro en el desarrollo hasta allí. Raonic solo podía ganar un set en tie-break, no podía quebrar el saque del argentino, cosa que no ocurria por el contrario. Había chances de que diera vuelta otra vez el desarrollo.

Entonces Mónaco apretó los dientes en el cuarto, en el que arrancó con una ventaja de 3-0 y terminó forzando el quinto. Volvió a demostrar que tenía con que romper el servicio de Raonic, y eso marco diferencias.

Pico, lejos de bajar su noivel o estar cansado, continuó a mil revoluciones y apuró el trámite. Estuvo a punto de quebrar el saque de Raonic al inicio del quinto, en un juego en el que se produjo el intercambio más largo del partido, de 20 golpes. Los dos estaban jugados al todo por el todo.

Muy centrado quebró el servicio del canadiense nuevamente y se colocó con un 2-1 a favor en el último set, que hay que ganar con ventaja de dos juegos, ya que no se resuelve por desempate (tie-break). Con un 3-1 para el argentino, el canadiense, con buena derecha pero menos hábil con el revés, comenzó a salirse mentalmente del partido, lo que aprovechó Mónaco para ponerse 4-2 y encarrilar la manga.

Tras cuatro horas y media en la pista, el tandilense certificó su laboriosa victoria cuando el canadiense estrelló una derecha en la red en la tercera bola de partido para Mónaco, que igualó con su triunfo su mejor resultado en Roland Garros (2007).

La próxima parada se llama Rafa Nadal. La única victoria de Mónaco sobre él fue en 2007, cuando eliminó del Masters 1000 de Cincinatti al mallorquín, que tuvo que abandonar por lesión.

Los otros tres cruces, siempre en polvo de ladrillo, se los apuntó el español, cuya última victoria sobre Mónaco se remonta a la última final de la Copa Davis, cuando Nadal le endosó al argentino un 6-1, 6-2, 6-2.

Schwank dejo todo ante Rafa

El español Rafael Nadal derrotó al clasificado argentino Eduardo Schwank por 6-1, 6-3 y 6-4 para avanzar a los octavos de final de Roland Garros y podrá celebrar su cumpleaños de nuevo en París este domingo.

En su segunda visita a la pista Philippe Chatrier y en su primer enfrentamiento contra Schwank, 192° del mundo, Nadal materializó su victoria en dos horas 16 minutos.

Las diferencias entre Nadal y Schwank quedaron claras tempranamente, donde el argentino se jugó sus chances en subidas a la red para destrozar las piernas del español y donde Nadal, mucho más acostumbrado a las dimensiones de la central, manejó el partido con acierto. Aún así, los drops de Eduardo le apuntaban aciertos, los pocos que le dejó Rafa acumular.

Schwank tardó 41 minutos en hacer el primer juego del partido, y 46 en ceder el primer parcial, sin poder acercarse a Nadal en su juego. Pero el argentino fue asentándose en la pista y creyéndoselo aún más en los dos siguientes, aunque no pudo hacerse jamás con el servicio de Nadal.

El segundo set estuvo mas activo Schwank, pero no alcanzó para inquietar a nadal, mas efectivo en su juego y que no dejaba siquiera ilusiuonarse a Eduardo, que aun así no irradiba miedo al español. El santafecino tuvo cuatro chances para romper el saque de Nadal, que lo impidió en todas. El español por su parte, dispuso de diez oportunidades y facturó en cinco.

Ya en el tercer set, Eduardo emparejó mas la contienda, sin nada que perder, y dispuesto a no quedarse con nada en su mochila antes de irse derrotado. Y se vió al mejor Schwank de la tarde, menos errático, mas lanzado y sin verguenza ante Nadal, que solamente esperaba el momento de dar la estocada y sacra diferencias para meterse el partido y el boleto de octavos en su bolso.

Schwank se dió el gusto de jugarle con todo lo que tiene, a sabiendas que iba a ser insuficiente, pero con la tranquilidad de no haberse guardado nada e irse del Phillipp Chatrier con el bolso vació de tenis, todo lo habia dejado ante Rafa.

Nadal se enfrentará contra su amigo argentino Juan Mónaco, que consiguió una trabajada victoria en tercera ronda sobre el canadiense Milos Raonic.

Giraldo y Mayer no tuvieron chances

Santiago Giraldo y Leo Mayer se despidieron en la tercera ronda al caer ante el británico Andy Murray y el español Nicolás Almagro, respectivamente.

Murray, 4° preclasificado, le ganó a Giraldo por 6-3, 6-4 y 6-4 en 2 horas y 2 minutos de juego. Mientras que Almagro, 12º en el ránking ATP, se impuso a Mayer por 6-4, 6-1 y 6-2 en una hora y 51 minutos.

Almagro no le dió chances en todo el partido a Mayer, que venía de dos victorias importantes y amenzaba con ser un rival de mas cuidado para el murciano, cosa que se encargó de controlar.

El de Pereira, que se enfrentaba a un Murray que jugó su último partido con intensos dolores musculares en la espalda, no logró poner en dificultades al escocés, especialmente certero en los intercambios cortos. El británico se medirá con el francés Richard Gasquet, 17° favorito, quien derrotó al clasificado de 33 años, Tommy Haas, por 6-7(3), 6-3, 6-0, 6-0.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *