Cilic no fue obstáculo para Delpo

La primera meta esta cumplida. Ingresar a la segunda semana de un Grand Slam es la primera premisa de cualquier tenista que tenga aspiraciones. Desde lo deportivo, por los puntos que se acumulan en el ranking, y desde lo económico también, detalle que no es menor.

En ese contexto, se presentaba en el inicio de la tercera fase Juan Martín Del Potro, y lo hacía ante el croata Marin Cilic, a quien ya le había ganado en todo este 2012, y se enfrentaba por cuarta vez en esta oportunidad.

Con esfuerzo en algunos momentos, sobre todo en el desempate del segundo parcial, Del Potro superó al croata con un marcador de 6-3, 7-6 (7) y 6-1 en 2 horas y 32 minutos de duración.

Su rodilla hoy estuvo bastante tranquila, y lo molestó mucho menos que ante Vasselin y Montañés durante la semana. Y se ha dado mucha pila para afrontar lo que se avecina, este domingo ante el checo Tomas Berdych por los octavos de final, el cuarto partido de los siete que todos desean disputar en un GS.

Del Potro basó esta nueva victoria sobre el polvo de Roland Garros en la garra y en su tenis. Quizá haya que poner en primer lugar a la garra, porque en el segundo set el tandilense vivió el momento más crítico del partido ya que las molestias en su lastimada y vendada rodilla izquierda se hicieron evidentes.

Fue posible ver el efecto del dolor en la cara de Del Potro cada vez que se preparaba para sacar, o para pegar, cuando debía afirmarse con la pierna izquierda. Pero lo supo controlar, y para ello, era vital que no se prolongue el partido innecesariamente, evitando un desgaste inapropiado que no lo favorece.

Aun así, tras obtener el primer set, Del Potro tuvo la chance de llevarse el segundo parcial sin complicaciones, algo que no sucedió. Tras colocarse 5-2, vio cómo Cilic se puso 3-5, luego 4-5 (fué la única ocasión en la cual perdió el saque) y finalmente 5-5. A partir de ese marcador, cada uno conservó su saque (Del Potro tuvo varias chances para quedarse con el servicio de Cilic cuando el europeo sacó 5-6), y hubo que recurrir a la definición en el tie-break, en el que el argentino se impuso 9-7.

En el tercer set se vió la contundencia de los potentes golpes de Del Potro (ganó el 85 % de sus puntos con el primer saque y provocó 12 errores no forzados de Cilic), ante un rival que estaba entregado anímicamente. Y varió la táctica. Empezó a cortar el juego y sus drops en la red se hicieron mas frecuentes y efectivos.

Era importante no correr mucho, y tenerlo controlado con tiros potentes y su saque. La mejor receta para ese momento. Además, el croata sintió el duro impacto anímico tras la pérdida del set anterior, un aspecto que también el tandilense facturo en cada bola que le ganaba. Y desde lo gestual y corporal, Cilic ya hablaba por si solo, evidenciando su frustración al perder ese segundo parcial.

Del Potro le ganó hasta ahora los cuatro partidos a Cilic jugados este año, uno en cemento y tres en arcilla. El hombre de Tandil también lo doblegó por cuarta vez en 2012  (Miami, Copa Davis y Madrid), y por séptima en nueve encuentros, demostrando que le tiene tomada perfectamente la medida al croata.

El discípulo de Franco Davin logró 31 golpes ganadores y únicamente cometió 28 errores no forzados. Cedió una sola vez el saque y estuvo preciso con la devolución de saque, quebrándolo a Cilic en seis ocasiones. "Delpo" lleva ya tres partidos ganados y parece que va de menos a más, a pesar de su lesión.

En su horizonte esta Tomas Berdych, que estuvo en aprietos ante el sudafricano Kevin Anderson antes de superaro en cinco sets. El domingo será la cita con el checo, y veremos, en un compromiso mas exigente, como responde el tenis de Delpo, y su rodilla.

Juan Martín habla con ESPN

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *