Mónaco estuvo cerca

Estuvo cerca, y casi da la sorpresa. Pero por lo menos, hizo tambalear al gigante n° 1 ATP. Es que Mónaco, de buen andar con su recuperado tobillo, vuelve a dar muestras de buena salud en su tenis, y hoy dió nuevos indicios de ello.

Lo que parecía un día de gloria para Mónaco terminó siendo una dolorosa derrota ante Novak Djokovic, a quien en varios pasajes del partido tuvo a maltraer. Nole se impuso 4-6, 6-2 y 6-3 y se metió en los cuartos de final del Masters 1000 de Roma, donde lo espera el ganador de Juan Martín Del Potro y Jo-Wilfried Tsonga, quienes se enfrentarán luego de las 14, hora de la Argentina.

Mónaco mostró un gran nivel en el arranque del partido, fue el claro dominador del juego hasta el comienzo del segundo set. Luego Djokovic despertó y mostró toda su calidad y por qué es el número uno del mundo.

En ese primer set, Mónaco dió muestra de que puede estar peleando entre los 10 mejores jugadores el mundo. El nivel que venía exponiendo previo a su lesión, no decayó en su regreso al circuito. Por eso lo tuvo maniatado al número uno del mundo, jugó un tenis perfecto y se quedó con el set, tras quebrarle en el quinto game del partido. Tras cinco set points, dejó el encuentro a su favor.

Allí Pico mostró lo mejor de su repertorio. Y Djokovic lo sufrió. Fue así que el serbio destrozó una raqueta cuando perdió el último punto del primer set que el tandilense se llevó por 6-4.

"Tuve un primer set buenísimo y tácticamente lo jugué muy bien y bastante agresivo. Dominé muchísimo la cancha y creo que por eso Djokovic estaba un poco enojado, pues es un jugador que domina los partidos y quiere el control permanente del encuentro, pero yo sentía que lo estaba teniendo yo en todo el primer set e incluso en el principio del segundo", destacó Pico.

El partido siguió su curso, arrancó el segundo set y Djokovic estaba desconcertado. Mónaco lo golpeó cuando le quebró en el tercer game, pero allí resurgió el número uno del mundo. Conquistó cinco games seguidos para quedarse con el parcial por 6-2 y forzar el partido a un tercer set. Esa fue la bisagra del encuentro.

Fué cuando despertó Djokovic, que no le encontraba la vuelta al juego del tandilense. No era previsible como otras veces, y eso lo confundió. Pero el repunte de Nole se juntó con la caída de Pico, que no podía sostener el infernal ritmo que le impregnó a su juego en el arranque.

Mónaco quiso darle pelea en el final del partido, pero allí apareció toda la experiencia y la calidad del número uno del mundo. Allí si afloró el aplomo del serbio, que supo esperar pacientemente la oportunidad exacta y que aprovechó. Djokovic, le quebró cuando estaba 4-3 arriba y fue al servicio para quedarse con el partido por 4-6, 6-2 y 6-3.

"Me voy sabiendo que estuve más cerca de ganarle que en las otras veces en las que jugué con él", dijo Pico, quien está 6-0 abajo en el historial ante el número uno del mundo. Ahora, Mónaco viajará a España para preparar su participación en Roland Garros, que se disputará a partir del 27 de mayo .-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *