Del Potro no se detiene

Esta derecho y no tiene rival esta semana en el M-1000 de Madrid, por lo menos hasta ahora. Con este panorama, Delpo se sacó de encima a Dolgopolov, en sets corridos por 6-4 y 6-3 tras 1 hora y 23 minutos de match y que venía acompañado de un exito resonante ayer ante Tsonga, metiéndose en semis de Madrid. Su próximo rival, será el checo Tomas Berdych, vencedor de un desinflado Fernando Verdasco que ya con el daño hecho ayer ante Rafa, esta hecho en el torneo.

Un primer set que marco diferencias. Juan Martín estuvo agresivo, sobre todo desde el revés, y se puso rápidamente en ventaja con un quiebre. Pero aunque sufrió él mismo un rompimiento de servicio, lo recuperó de inmediato  A puro saque y devolución el tandilense le puso cerco a Dolgopolov. Era intermitente, acertaba y se equivocaba de manera consecutiva, y ello lo aprovechó Del Potro, con inteligencia.

El ucraniano lucía en el segundo set algo cansado de mucho trajin en la semana, todos partidos a tres sets, y lo hecho ante el francés ayer en algo lo evidenció desde lo corporal. Ese malestar del europeo, fue una de las herramientas que también facturó el tandilense, que con su servicio estuvo muy afilado.

Pero aún así, le puso pimienta al partido, y fue un adversario de fuste. Los numeros para Del Potro son elocuentes, con 10 aces y el 78% de efectividad con su saque en puntos ganados marcan la tendencia.

Delpo reguló, en el segundo set, ya con el ucraniano sin las mismas pilas que al comienzo, lo controló bien, quebró en el momento apropiado y se concentró en su saque como arma letal para llevarse un triunfo que lo depositan en semifinales, asegurandose un lugar entre los mejores cuatro de Madrid.

La opinión de Del Potro tras el triunfo

"Trato de no enterarme mucho de estas cosas. Sé que hay reuniones, idas y vueltas y yo prefiero centrarme en jugar que es mi trabajo. Este año las condiciones son así pero yo me centro en mi trabajo que es jugar. Lo intento hacer lo mejor posible y los que tengan otro trabajo, en los despachos, lo hagan lo mejor que pueda", dijo el tenista sudamericano, campeón reciente en Estoril, que añadió a su éxito en Marsella y a la final en Rotterdam este año.

La decisión de Rafael Nadal de no volver a Madrid si no se cambian las pistas apenas han sido tenidas en cuentas por el argentino, respetuoso con todas las opiniones pero distante a la hora de tomar partido sobre lo que le pasó al ídolo español.

"Son palabras de él y mi sensación es la de todos, que es difícil afirmarse en la cancha. Una vez que resbalas te vas dos o tres metros más de lo normal pero hay gente capacitada para decidir esto. Han querido probar este año y espero que en el próximo adopten la mejor opción para los jugadores", se limitó a explicar.

"Las condiciones son complicadas para los jugadores. El control del partido es difícil y es complicado sentirse a gusto en la superficie. Pero son las mismas condiciones para todos", subrayó el argentino.

"Las incomodidades están a simple vista. La calidad de la cancha es lo que nos complica y nos hace sentir incómodo. Al ser para todos iguales se trata de ver quién se adapta mejor a las condiciones", indicó Del Potro, que jugará en las semifinales con el checo Tomas Berdych, sexto favorito, verdugo del español Fernando Verdasco.

"Berdych es duro. Si hago mi juego y, me impongo, seguro que tengo oportunidades", se limitó a comentar, que no ve referencia alguna con la Copa Davis, ya que el checo será rival suyo en septiembre, en Buenos Aires, en semifinales.

"Falta mucho para la Davis. Tengo la cabeza en este torneo más que nada. Cuando llegue la Copa Davis contra los checos el capitán verá qué es lo mejor", concluyó el Nº 11 del mundo, que recuperará un sitio entre los 10 mejores gracias a esta tarea en suelo madrileño.-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *