Jaite no tiene dudas

Los dìas para la serie ante Croacia, van acortandose, y el equipo argentino, que contarà con todas sus figuras, esta definido en la mente de su capitàn, Martìn Jaite.

Juan Martín Del Potro y David Nalbandian serán los singlistas del equipo local el viernes próximo, en el primer día de acción, al margen de que Juan Mónaco viene de alcanzar las semifinales en el Masters 1000 de Miami.

"Más allá de la gran actuación de Pico, Juan Martín está en un gran nivel y David también, así que no estamos preocupados por cómo vamos a formar. Pensamos en Delpo y Nalbandian para el primer día, y esto ya lo saben los jugadores, ya se lo hemos transmitido a ellos. Desde luego, durante la semana pueden pasar muchas cosas, pero en condiciones normales mantendremos esa idea", señaló Jaite.

Esta idea ya rondaba en la cabeza de el entrenador, aùn sabiendo del buen nivel mostrado por Pico en Miami. De cualquier manera, y en caso de presentarse alguna complicaciòn inesperada, contar con Mónaco en este nivel, es un plus adicional que suma en la calidad del equipo.

Consultado sobre la actualidad de Nalbandian, dijo " lo vi muy bien, con mucho ritmo, con confianza, integrándose al equipo rápidamente. Por lógica, necesita unos días para reintegrarse al juego sobre polvo de ladrillo, pero está bien de tenis y de físico, tuvo una buena gira. En realidad, estoy muy conforme con la actualidad de todos. Los resultados hablan de que tenemos un equipo muy fuerte y con posibilidades de recambio".

Sobre Schwank, señaló que " también estamos trabajando con Schwank, que evolucionó mucho en estos días y es un gran compañero para el dobles ", agregó Jaite. El capitán reafirmó que el punto del sábado próximo, como estaba previsto, lo jugarán Nalbandian y Eduardo Schwank. " Desde que asumimos con Mariano (Zabaleta) dijimos que ésa era la pareja, aùn cuando estamos atentos a lo que pueda suceder el primer día ", destacó.

Acerca de Mònaco, recordò lo sucedido en Bamberg, cuando Pico llegaba de obtener el ATP de VIña del Mar "Sucedió lo mismo contra Alemania (en febrero pasado, en Bamberg), porque él venía de ser campeón en Viña del Mar. Pero en este caso no es lo mismo porque volvés para jugar en tu casa, en tu superficie preferida. A mí no me preocupa si un jugador tarda en sumarse al equipo porque le fue bien en un torneo; es un buen síntoma, y además, siempre es más fácil adaptarse cuando se pasa del cemento al polvo de ladrillo que cuando hay que cambiar a cancha rápida" concluyò .-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *