El horizonte no tiene nubes

Casi con los mismos jugadores y cuerpo técnico, la misión de esta etapa en el equipo de Copa Davis es siempre la misma, porsupuesto. Esa esquiva ensaladera de plata que tan cerca estuvo en 2008, con las mejores condiciones y posibilidades, pero que solo vino de turismo a Mar del Plata.

El 2012 ya tiene por delante asegurada, tras lo hecho en Bamberg, la localia como en aquel año, y el tren pinta que puede pasar de nuevo tras cuatro años desde aquella amargura que sigue presente en la mente de todo el planeta tenis en nuestro país.

Casi con las mismas ganas o mas. Casi con los mismos sueños. Casi con las mismas posibilidades de tener las cosas a mano. En Argentina la Copa Davis es cuestion de estado, por posibilidades perdidas, por capricho de su máximo líder, por no saber aprovechar la chance cuando se tuvo. Por muchas cosas, el hincha argentino se lo toma casi como un mundial de futbol, pero con una chance todos los años.

Hay diferencias que ya se notan con el ciclo anterior. El clima es más cálido entre los jugadores con Jaite y Zabala, y se nota otra sintonía, es evidente. No por nada fue demandado varias veces la presencia de Martín en la silla de capitán, hasta que ello ocurrió este 2012, tras la final fallida ante España, aunque se estaba gestando unos meses ántes.

El panorama para Jaite es de un horizonte prometedor, como el año que esta teniendo este 2012 para Argentina.

Buena actuación de Del Potro en Melbourne, rescatable junto a lo hecho por Paula Ormaechea, tanto allí mismo como en la Fed Cup en la eliminatoria americana, invictas las chicas en gran actuación.

Berlocq sigue madurando a sus 29 metiendose top-50 (44°) llegando a la final de Viña del Mar, donde cae ante Pico Mónaco, otro con un comienzo saludable esta año y que pone fin a su fatídica racha de siete finales seguidas sin poder celebrar. Y con su gran triunfo del viernes, suma confianza y seguridades que antes no aportaba.

David Nalbandian con una gran imagen desde su tenis y en lo físico, se muestra entero y dispuesto como siempre, y por muy poco tras su conocida discución en su match ante Isner, quizás hubiera llegado un par de rondas mas hasta medirse con Nadal, hoy un escalón por delante de él y muchos mas por estos tiempos.

Por eso este año, viene con buena vibra. Y no hay que dejarlo pasar.

La Claro y luego Croacia

Martin Jaite, que por ahora retornará brevemente en su rol de director del ATP Buenos Aires Copa Claro, rapidamente se pondrá a trabajar para que Delpo retorne en Parque Roca en Abril, ante Croacia, que no es tan sencillo como muchos piensan. Claro, que teniendo a Juan Martín y David, la cosa cambia. De local, ante nuestra gente, frente a 14000 almas, con chance de ver a sus dos máximas figuras, el escenario condiciona y se abre al mismo tiempo.

Volviendo a la actualidad del equipo, también hubo signos de grupo mas compacto. Con la serie ya definida, David se quedó junto al resto, algo que no había ocurrido con Tito en otras épocas. Y la sintonía es diferente. Se nota y se transmite en la cancha. Ya había signos de mayor cordialidad ante los serbios y españoles el año anterior, pero todo muy frío y sin futuro protocolar por delante.

La cosa ahora se ve desde otra lupa, y con resultados que acompañan, nutren y brindan mas crédito y confianza.

Jaite en palabras suyas del Viernes, decía con gran criterio y lógica, que a Pico lo seguía mas de cerca Zabaleta, por una cuestión de mejor llegada a él y que era mas conveniente, inclusive desde lo generacional. Y con David, él mismo lo llevaba con mas soltura por casi idénticas razones, y saber conocerlo mas por haber sido su coach durante un año.

El será gran protagonista en el nexo con Del Potro, a quien nuevamente le abrió las puertas para Abril con Croacia, que vendrá con Karlovic, Dodig y quizás Cilic y/o Ljubicic, en un choque que promete mucha "altura" entre Ivo, Marin y Juan Martín, tres rascacielos del tenis.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *