Sharapova y Azarenka definen en Melbourne

La bielorrusa Victoria Azarenka, 3ª preclasificada, y la rusa Maria Sharapova (4ª) ganaron sus duelos de semifinales y se definirán el título el Abierto de Australia. Además, la ganadora del torneo se convertirá en la nueva número uno del mundo.

Azarenka se impuso a la campeona defensora Kim Clijsters (11ª) por 6-4,1-6 y 6-3. Mientras que Sharapova venció a la checa Petra Kvitova (2ª) por 6-2, 3-6 y 6-4.

Clijsters se vio desbordada por la n° 3

Azarenka, número tres del ránking cumplió una actuación con altibajos: mezcló picos de gran rendimiento con tramos de muchas equivocaciones. Sin embargo, le alcanzó para llegar a la primera final de su carrera en un Grand Slam. Además, se dio la chance de pelear por el número uno del ránking, puesto que alcanzará si se alza con el título.

"Vika" se afirmó desde el fondo de la cancha, ejecutó algunos tiros espectaculares y superó en velocidad a Clijsters cuando pudo pegar cómoda tanto con el drive como con el revés. Se la vió suelta y agresiva de a ratos, aunque tuvo un bache prolongado que le costó el segundo set y tuvo que lidiar con la presión del cierre del match.

Clijsters, cuatro veces ganadora de Grand Slams, aprovechó las chances que se le presentaron, pero le costó tomar el control del encuentro. Las intermitencias de su oponente marcaron el partido: cuando jugó bien estuvo intratable; cuando jugó mal, la ex número uno del mundo hizo su negocio. Aun así no le alcanzó para arribar a su octava final en un torneo grande.

En el epílogo del partido Azarenka salió decidida y recuperó un quiebre que había cedido. Y aunque la bielorrusa cometió una de sus siete dobles faltas en su primer match point, al final terminó cerrando el partido en 2 horas y 11 minutos. 

En su camino a semis, Clijsters venía de eliminar en cuartos de final a la número uno del mundo, Caroline Wozniacki, y de sobrevivir a cuatro match points ante la china Na Li en cuartos de final. Esta vez, no hubo nada que hacer para la monarca reinante: Australia tendrá una nueva campeona.

En tanto Azarenka, cuya mejor actuación en un torneo grande había sido en Wimbledon 2011, donde alcanzó las semifinales, continúa invicta en la temporada y acumula 11 victorias consecutivas en el año.

Sharapova cedió un set antes de ganar a Kvitova 

Por su parte, Sharapova se tomó revancha de Kvitova por la final del último Wimbledon, cuando la checa había vencido en sets corridos. Se dió un partido cortado, cambiante, prácticamente sin peloteos largos y con poco ritmo. A las dos les costó defender cuando tuvieron que hacerlo, pero ninguna terminó de hacerse cargo de la iniciativa del match.

En el primer set, ambas jugadoras estuvieron inseguras con su servicio. La rusa intentó dominar, tomó algunos riesgos y aprovechó que Kvitova jugó demasiadas pelotas al centro para incomodar cada vez que pegó afirmada. Con esa formula se llevó el primer parcial.

El segundo set arrancó con un quiebre de la zurda checa, que comenzó a tomar confianza y a lastimar con su primer servicio y con su drive. Rápidamente, Kvitova se puso 3-0 en esa segunda manga, jugó con buenos ángulos y volcó el desarrollo de ese tramo a su favor. Después controló su servicio para emparejar las cosas.

En el tercero, el desarrollo se hizo muy parejo, y podría haberse inclinado definitivamente hacia el lado de la checa, que dejó pasar cuatro chances de break en dos games distintos. Al final, prevaleció la mayor jerarquía y experiencia de la rusa, que se sobrepuso a su nivel intermitente y cerró el juego con un último quiebre en 2 horas y 11 minutos.

Maria, campeona en Melbourne ’08 y finalista en 2007, buscará su cuarta corona de Grand Slam. El historial entre Azarenka y Sharapova está igualado en 3 triunfos por lado, y están 2-2 en enfrentamientos en canchas duras. 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *