0-3 en Flushing Meadows

Tantas esperanzas, tanta ilusión, tanto optimismo, quedaron en el camino. Tres adjetivos para tres caídas, que derrumbaron a los argentinos que jugaban este Domingo.

Del Potro sucumbió ante Gilles Simon, mas temprano lo hacía Nalbandian ante Nadal, y mas tarde Chela hacía lo propio ante Donald Young.

Tras esta jornada, solo Pico Mónaco continúa en camino, pero, deberá chocar con el ex-nº 1 Roger Federer, lo que abre un optimismo moderado y lógico por cierto.

Nalbandian peleó pero no le alcanzó

Rafa Nadal, campeón defensor del Abierto de Estados Unidos, alcanzó los octavos de final del torneo al superar a David Nalbandian por 7-6 (5), 6-1 y 7-5. Nadal había anunciado en las vísperas del encuentro que, ante un rival como el argentino, era necesario dar un salto cualitativo en su juego y que este duelo iba a marcar el desarrollo de su actuación en el torneo. Tras un irregular primer set, el español sí que supo dar ese paso adelante cuando debía.

Sin embargo, el número 2 mundial no termina de encontrar una continuidad en su juego que le permita finiquitar sus partidos con mayor solvencia y mejores sensaciones.

Nadal no tuvo un comienzo de partido como hubiera deseado, ya que tras unos juegos iniciales de tanteo cedió su servicio, con una doble falta, en el quinto juego y tuvo que ir a remolque. El jugador español no encontraba los golpes ganadores que aparecieron en su anterior partido ante Mahut, por lo que tuvo serias dificultades para poder mover en la pista a un Nalbandian con fases de brillantez en su juego.

El cordobés dispuso de un 5-4 y servicio para cerrar el primer set, pero reapareció el Nadal irreductible. El argentino le devolvió el favor a Rafa y cedió también su saque con una doble falta y la manga avanzó hacia una muerte súbita muy intensa, en la que el español consiguió llevarse el primer set tras algo más de una hora de juego.

La consistencia de Nadal, tan solo cuatro errores no forzados por 23 del cordobés, le permitieron sacar adelante una primera manga muy complicada y que resultaría decisiva para el devenir del duelo. Y David acusó anímicamente la oportunidad perdida y Nadal le dio un mazazo más a su maltrecha moral con dos ‘breaks’ consecutivos que le pusieron con 4-0 en el arranque del segundo set.

El vigente campeón del torneo se reencontró con su mejor versión. Comenzó a jugar más largo, con más agresividad, moviendo de un lado a otro a Nalbandian, que se vió incapaz de parar el chaparrón que se le vino encima en el segundo parcial.

Tras romperse ambos jugadores el servicio en el inicio de la tercera manga, Nadal pidió tiempo para recibir asistencia médica, debido a unas rozaduras en la planta de su pie derecho. Nada serio. Continuó en su buena línea y un nuevo ‘break’ en el sexto juego parecía que dejaba el partido visto para sentencia.

Pero Nalbandian no había dicho su última palabra. Rafa dispuso de 5-3 y su servicio para cerrar el partido, pero el argentino consiguió quebrarle el saque, empatar luego a cinco e incluso dispuso de un punto de break en el undécimo juego. Una vez más, Nadal cuando sintió el peligro elevó las revoluciones de su juego e impidió que el set llegara a la muerta súbita y el partido se alargara más.

Rafa Nadal enfrentará en octavos de final al tenista luxemburgués Gilles Muller, quien superó en su partido de tercera ronda al ruso Igor Kunitsyn por 6-1, 6-4 y 6-4.

Delpo cayo ante Simón

Juan Martín Del Potro no pudo seguir adelante en su retorno a Nueva York al ser eliminado en tercera ronda por el francés Gilles Simon, por 4-6, 7-6 (5), 6-2 y 7-6 (3), tras casi cuatro horas de partido. Del Potro regresaba este año por primera vez desde que en 2009 ganó el título, pero no pudo pasar de la tercera ronda, ya que se topó con un adversario que le jugó muy bien y que supo aprovechar los 72 errores no forzados del argentino.

El partido comenzó bien para el tandilense, que se apuntó la primera manga, pero el momento clave llegó en el segundo set. Los dos jugadores amarraron sus servicios y la muerte súbita cayó de lado del jugador galo.

Del Potro bajó su rendimiento en el tercer set. Su derecha no le funcionaba y con un juego muy irregular cedió fácilmente la tercera manga. Trató de rehacerse en el cuarto y tuvo su oportunidad cuando con 5-4 dispuso de un 0-40 para forzar el quinto set, pero no lo aprovechó y ahí dijo adiós al torneo, ya que aunque forzó un nuevo ‘tie-break’, el francés ya se sentía ganador.

Chela no pudo ante Donald Young

Otro que acompañó la nefasta jornada con una derrota fué Juan Ignacio Chela (24º), quien desaprovechó una buena oportunidad para llegar a los octavos de final, ya que perdió ante el joven jugador local Donald Young, quien provenía de la fase previa, por 7-5, 6-4 y 6-3, después de 2 horas y 15 minutos de partido.

Young, diez años más joven que el bonaerense, salió a la pista muy confiado en sus posibilidades y arropado por la afición norteamericana supo aprovechar sus bazas para alcanzar por primera vez una cuarta ronda de un Grand Slam.

Chela no pudo en ningún momento imponer su ritmo de juego, ya que zurdo norteamericano le dominó tanto desde el fondo de la pista como en la red. El argentino echó mano de la experiencia para remontar un 4-1 adverso en el primer set, pero la manga cayó finalmente de lado de Young, quien comenzó a creer en sus posibilidades.

A partir de ahí, Young fue a más y Chela seguía peleado con su servicio, con el que apenas hizo daño a un oponente que conforme fue avanzando el partido se encontró más cómodo en la pista y acabó por cerrar el duelo en tres sets para despedir del torneo al argentino.

El US Open ya es historia para ellos, solo resta apuntar al próximo objetivo, y que los reune a todos : la Copa Davis.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *