Argentina cerró la serie 4-1

Eduardo Schwank venció hoy en sets corridos al rumano Víctor Crivoi por 7-6 (3) y 6-2 , y le dio el cuarto punto al equipo argentino de Copa Davis, que ya consiguió su lugar en los cuartos de final del certamen que es la gran obsesión del tenis nacional. Luego, Monaco perdió en tres sets ante Adrian Ungur, que le dió a Rumania el único punto de la serie.

Eduardo fué solido

Schwank, quien ayer junto a Juan Ignacio Chela le dieron el pase a los cuartos de final al equipo que capitanea Modesto "Tito" Vázquez al vencer en el dobles a Víctor Hanescu y Horia Tecau, redondeó una serie perfecta al imponerse hoy a Crivoi en poco más de 1 hora y 37 minutos de juego.

Tras un comienzo equilibrado, en el que ambos apostaron por un juego agresivo desde el fondo, en la búsqueda constante de poner en aprietos al rival, fue el rosarino quien logró imponer su potencia y doblegó a Crivoi en el tie break por 7-3.

Tras conseguir el primer set, todo se hizo más fácil para Schwank, quien con mayor confianza, impuso condiciones y cerró con facilidad el segundo set y el partido por 6-2. El triunfo ante Crivoi fue el primero de Schwank en singles, luego de caer en tres oportunidades

Pico no pudo ante Ungur

Mónaco se tomó en serio este partido, y en vez de tomarlo como un compromiso, intentó ponerle garra y chocó en su intento. Tras un buen comienzo, el tandilense quebró en el quinto game del primer set y llegó a estar 4-2 y con posibilidades de rotura. Pero no las pudo aprovechar, y fué cuando Ungur logró mantener su servicio y con esa levantada se llenó de confianza y, a partir de ahí, ganó cuatro juegos seguidos y se quedó con el parcial por 6-4.

Herido en su amor propio, Pico trató de revertir esa imagen del fianl de primer set, y salió a cambiar el rumbo. Le quebró el saque al rumano en el primer game y luego administró la ventaja. Fue en esos pasajes en los que se vio a un Mónaco parecido al que normalmente se desempeña en el circuito. Tuvo autoridad, y mostró las diferencias lógicas ante un adversario inferior en ranking y calidad. Concluyó 6-2 el set y pareció encontrar la brujula al partido.

Pero en el tercero, todo fué extraño. Con molestias físicas en ambos, y trainners de por medio para los dos, Ungur, quebró al tandilense en el segundo game, salvó tres puntos de rompimiento en el siguiente y se encaminó a la victoria. Pico se mostró fastidioso en varias ocasiones, y el rumano entendió que era momento de aprovechar ese malhumor del tandilense, y mantuvo el marcador a su favor.

Concluyó todo en un 6-3 y el punto para Rumania, unica cosecha en su visita al Parque Roca. 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *