Francia gana 1 a 0

Francia esta en ventaja ante Argentina, en un previsible victoria de Michael Llodrá ante Juan Mónaco en cuatro sets 7-5 4-6 7-5 y 6-3 en tres horas y media de partido en Lyon. Ahora David Nalbandian deberá jugar con la presión de triunfar ante Gael Monfils, con quien juega en segundo turno, y dejar la serie empatada para mañana en la jornada de dobles.

Pico estuvo cerca de poder torcerle el brazo a Llodrá, en muchos pasajes del partido, pero el francés sabía de antemano que tenía una luz de ventaja con el tandilense, y la hizo notar en la red, el terreno mas agradable para el en la cancha.

Desde el comienzo, planteó las cosas bien claras: jugar saque y red, era la receta para poder vulnerar el juego de Mónaco, mas apto a los peloteos largos, algo a lo que no se acomoda con frecuencia Llodrá. De todos modos, el francés debió transpirar mas de la cuenta ante Mónaco, que no sorprendió ganando el segundo set, y estirar la definición en al menos, un cuarto juego.

En casi una hora de juego, 53 minutos, Llodrá se llevó el primer parcial, dónde prevaleció en los puntos importantes, haciendo notar su estirpe copera en estas paradas. Mónaco estuvo cerca, pero nada mas, sin poder mantener el quiebre del tercer game, cuando Llodrá lo emparejó en el octavo game. Y cerró con otro quiebre para sellar el 7-5 definitorio.

Para el segundo parcial, Mónaco lució mas concentrado aún, y Llodrá empezó a ceder sus primeros servicios, hasta que en el quinto game, el argentino sacó diferencias que no pudo revertir el francés, llevándose el segundo set tras 47 minutos por 6-4.

El tercer parcial, fue muy disputado, y recién allí Llodrá pudo sacar diferencias en el último chico, a pesar de haber dispuesto de oportunidades, pero que supo sobrellevar Mónaco aún en momentos complicados. Pero Llodrá no vaciló, y en su juego de red basó su definición, llevando la pelea al cuarto, pero con dos sets arriba, tras casi una hora cerrando 7-5.

En el cuarto y último juego, ya lucían cansados ambos, con un maratónico segundo game que pudo mantener Pico, pero transcurrieron cuatro games consecutivos ganados por ambos en cero, a puro ace y volea de Llodrá, y algún peloteo de Mónaco.
Hasta que en el octavo game, sacó la diferencia necesaria el local, y sacó en el noveno, para game, set y partido, poniendo 1-0 la serie para Francia.

Lo que viene

Ahora, recaerá en Monfils la mochila de llegar mañana en inmejorables condiciones para Francia, o en David, que de paradas bravas sabe y mucho, llevar tranquilidad y  esperar en el dobles, quien llegará con marcador a favor el Domingo.-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *