Rafa jugará su primera final en Nueva York

El español Rafael Nadal aplastó en tres sets de 6-2, 6-3, 6-4 al ruso Mijail Youzhny para clasificarse este sábado a su primera final de un Abierto de tenis de Estados Unidos, el único de los cuatro torneos del Gran Slam que aún le falta a su laureado currículum.

Nadal, número uno mundial y del torneo, empleó 2 horas y 13 minutos en sacar del camino a Youzhny, duodécimo sembrado, y ahora espera por el resultado de la otra semifinal de esta jornada entre el suizo Roger Federer (nº 2) y el serbio Novak Djokovic (nº 3).

"Fue una gran victoria. Y estoy muy feliz por estar en mi primera final de un US Open", dijo el tenista mallorquín al terminar el encuentro. Nadal, sigue sin perder un set en las canchas de cemento de Flushing Meadows, donde busca el noveno título de Gran Slam de su carrera y tercero seguido este año, después de imponerse en Wimbledon y Roland Garros.

Sólo el suizo Roger Federer, el estadounidense Pete Sampras y el australiano Rod Laver han ganado antes tres torneos ‘Majors’ en ruta desde que comenzó la era de los Abiertos en 1969.

Nadal y Federer son los únicos que no han perdido un parcial hasta el momento en este US Open, el último de los cuatro torneos del Gran Slam de la temporada.

Aclamado por el público en la cancha principal de Flushing Meadows, Nadal levantó los brazos en señal de victoria y lanzó sus muñequeras y pelotas autografiadas a las gradas. "No quiero perder la oportunidad de señalar que este es un día especial para Estados Unidos, y desde acá extiendo mi solidaridad a los familiares de las víctimas del 11 de septiembre", destacó el español, en recordatorio a las víctimas del atentado terrorista que sufrió en esa fecha de 2001 la ciudad de Nueva York.

Un partido perfecto

Con sangre fría y mucho cálculo, Nadal fue moviendo a su rival por toda la cancha, y clavándole banderillas desde el primer set para irlo debilitando gradualmente, y cosechar su octava victoria en 12 enfrentamientos contra el ruso. El manacor inclinó de su lado el primer set al conseguir el quiebre del cuarto game, y se lo echó en el bolsillo 6-2 tras 42 minutos de acción.

El segundo fue casi una copia al papel carbón del inicial, con el español esperando para dar una estocada de quiebre en los finales y así anotarse el tramo 6-3.

El ruso tomó un segundo aire en la medianía del tercer parcial y se acercó 5-4, cuando a la altura del octavo game consiguió el primer quiebre del juego, lo que celebró como si hubiera ganado el partido. Esta fue sólo la 78 ocasión en toda la temporada que Nadal permite que le quiebren el saque.

En el último tramo, Nadal estuvo implacable y con lances a las líneas y un saque imponente (212,4 km/h) y filoso como cuchillo, limitó al mínimo las esperanzas de Youzhny, para rematar el último punto del partido con un remate de revés, que estremeció la cancha.

El español se convirtió en el segundo tenista más joven en la historia en alcanzar las finales de los cuatro torneos de Gran Slam, desde que el estadounidense Jim Courier lo hiciera en Wimbledon 1993, a los 22 años de edad.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *