Nuevo Rey

El tenista español Rafael Nadal se adjudicó el domingo su quinto título del Abierto de Francia en seis años al vencer en la final al sueco Robin Soderling por 6-4, 6-2 y 6-4.

Nadal, quien había perdido su reinado en el polvo de ladrillo de Roland Garros justamente ante Soderling en la cuarta ronda el año pasado, logró el triunfo en dos horas y 18 minutos en el estadio Philippe Chatrier. De ese modo, el jugador mallorquín se llevó el título del segundo torneo del Grand Slam del año sin haber perdido un solo set.

Nadal, no tenía buenos antecedentes frente al hombre que le provocó su única caída en Roland Garros, aunque esta vez Soderling estuvo lejos de su mejor nivel. El sueco, finalista también en el 2009, no pudo encontrar la manera de superar la defensa de Nadal y una vez que perdió su servicio en el quinto juego del set inicial, la caída se hizo inminente.

Nadal, quien ya suma siete títulos de Grand Slam, se llevó la victoria cuando Soderling falló un revés, tras lo cual el español estalló en llanto y se desplomó de espaldas sobre el polvo de ladrillo de París, su superficie favorita.

"Es el día más emocionante de mi carrera", dijo Nadal al público una vez que conquistó el título. "Quiero felicitar a Robin por sus dos increíbles años aquí. Lo siento por hoy, pero jugué mi mejor partido contra tí. Si no lo hubiera hecho, habría sido imposible ganarte", agregó.

Por su parte, Soderling dijo a Nadal que podía seguir ganando títulos en Roland Garros. "Cinco victorias es realmente increíble. Si continúas jugando así, seguramente tendrás la oportunidad de ganar muchos más", manifestó el impasible sueco. "Voy a volver el año que viene. Espero que la tercera sea la vencida para mí", añadió.

Un Rafa inspirado

Nadal es el segundo tenista que gana el Abierto de Francia cinco veces y está a apenas una victoria de igualar el récord de seis trofeos del sueco Bjorn Borg, quien había predecido que Soderling ganaría la final, en una previa en la que había consenso acerca de que si las condiciones climáticas eran malas, el sueco tendría la ventaja.

En el inicio del encuentro, Soderling rápidamente lanzó sus poderosos golpes desde el fondo de la cancha que obligaron a Nadal a devolver constantemente. De todas formas, a diferencia de lo sucedido el año pasado, en cada falla de Soderling aparecía un Nadal inspirado. Esta vez, el español estuvo en su mejor nivel y capitalizó cada error de su rival.

Nadal casi nunca puso en riesgo su servicio y sí presionó el de Soderling cada vez que pudo, marcando diferencias al obtener por lo menos un quiebre en cada parcial.

Ya con dos sets en su haber, el español pudo relajarse un poco, pero sin disminuir la presión y, pese a que el público se volcó hacia Soderling con la esperanza de ver más tenis, terminó sellando el triunfo con otro error de su adversario.

Tras recibir el anhelado trofeo, Nadal, quien con esta victoria recuperará el número uno del mundo a expensas de Roger Federer, dijo: "Para mí es mucho más que un sueño volver a estar aquí luego de un año difícil. Quiero darle muchas gracias a mi equipo, que me ha apoyado muchísimo".

Luego, el español se animó a decir en francés: "Gracias a todos ustedes. Los veo el año próximo". 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *