Viva el Rey

Miércoles 3 de marzo, 14:30 horas.  Llega a mi celular un mensaje: "David Nalbandian tras varios tests de prueba, viaja a Estocolmo". En ese momento pasó por mi cabeza, ¿éste tipo estaba tan mal de su aductor como se decía, o va porque el equipo lo necesita?.

Fernando Gómez, mi  compañero de trabajo de tantas Davis me dice, "…dejáme que lo llamo a Bernardo (Ballero) su vocero de prensa, para que me confirme la noticia, y después te llamo". A los diez minutos Fer, tras los testimonios de su representante ante los medios, me comenta que Bernardo le había dicho "que el martes pasado se le hizo una ecografía para evaluar el estado de la lesión y que al parecer no había rastros de aquella distensión que lo privó de seguir en la Copa Telmex, con abandono incluido, cuando iba a disputar los cuartos de final ante el español Albert Montañés".

Esa misma lesión lo hacía bajarse de la Copa Davis ante Suecia, allá en Estocolmo, algo que a él le dolía tanto como el parate por su operación en la cadera que lo mantuvo alejado del circuito por más de siete meses  y que Luis Lobo, su coach, le dijo: "Jugá al ciento por ciento. Si te rompés, te operás". Así ocurrió. Tuvo que abandonar en Estoril, allá por abril cayendo en sets corridos ante el chileno Paul Capdeville

Pero volvamos a la semana pasada. Si, leyó bien, la semana pasada, exactamente hace cinco días atrás. Tras su ecografía que fue un éxito y con una reunión entre su equipo de trabajo conformado por Lobo, el profe Galasso, el kinesiólogo Diego Rodríguez deciden exigirlo por más de dos horas a un peloteo con Guido Pella que ofició de sparring de Nalbandian , eso les terminó de cerrar, y al rato Lobito llama a Ricardo Rivera, coequiper del capitán Tito Vázquez le dice que David está a disposición del team argentino para cuando lo necesiten.

El jueves en un vuelo de Lufthansa , vía Frankfurt partía hacia la helada capital sueca para jugar al menos el dobles y quizás un single el domingo, si las circunstancias de la serie así lo pedían. La llegada de Nalbandian les dio otro aire al capitán y al equipo, sin desmerecer a Schwank , Zeballos y Mayer, es indudable la mística copera que posee el unquillense, además de la experiencia en jugar muchas series, su récord es de 27-9 y son toda una afirmación. Y enseguida todo el equipo sintió esa personalidad inmensa que refleja David, hasta el mismo Vázquez se dió cuenta por eso con apenas tres entrenamientos ya era todo un hecho que Nalbandian sería el socio de Zeballos en la durísima empresa del dobles, un punto que a lo mejor sería el decisivo para que los restantes del domingo no fueran solo por cumplir y empezar a pensar en un repechaje en septiembre para no descender.

El primer día el debutante Edu Schwank no pudo con la potencia y jerarquía de Soderling, que a pesar de haberle ganado en sets corridos, tampoco dejó la impresión de ser un Wilander, ni mucho menos un imbatible, le ganó porque es un nº 7 del mundo, porque se jugó en una superficie que el "Gordo" no es muy afín y porque la localía a la larga se siente. Suecia 1-0.

Pero como se dijo desde que se supo que la Argentina se enfrentaría con los suecos, no había que temerles a los eventuales singles dos, puesto que Joachim "Pim Pim " Johansson , desde octubre no tiene ritmo de competencia, es nº 373  y Andreas Vinciguerra está por debajo del puesto 200 del mundo. Pero el capitán local Thomas Enquist confió más en Pim Pim, y eso también fue un factor sorpresa para el entrenador sueco y a lo mejor haya acelerado en la mente de David la decisión de viajar para Estocolmo. Y Leo Mayer, el correntino también debutó aunque lo hizo en singles (su estreno había sido en dobles ante República Checa, el año pasado), hizo muy bien su trabajo venciendo a un Johansson que al comienzo le ganó el primer set en forma ajustada, acaso Leo pagó su inexperiencia pero después ajustó su servicio, clave en el encuentro, del cual metió la friolera cifra de 28 aces. El correntino es una carta clave para futuras series en superficies rápidas, una alternativa a la de Del Potro y Nalbandian . Suecia 1-1 Argentina.
 
Y el sábado llegó el famoso día de dobles. El punto clave de la serie. Esta vez nuestro país se quedó con la prueba de parejas gracias a la conducción magistral de Nalbandian y una soberbia tarea de su socio el marplatense Horacio Zeballos. Un equipo que salió a la cancha por primera vez con cuatro horas de entrenamiento hace ilusionar que a futuro un punto que a nuestro país les dio dolores de cabeza, está comenzando a gestarse. Suecia 1- 2 Argentina
 
El domingo sería el día en que se sabría quien seguía en el Grupo Mundial, y quién jugaría repechaje en setiembre. Y el cuarto punto no sería fácil puesto que jugaban Soderling, primer singlista ante Leo Mayer, que a pesar de tener la misma condición que el "Lagarto" es claro que aún le falta rodaje para estar entre en los top. Hizo lo que pudo, y los aces, que aunque no alcanzaron los 28 del viernes, anduvieron cerca pero no fueron suficientes para vencer al finalista de Rolanga 2009, demasiados errores no forzados para que la definición terminara en el single nº4. Con el 2-2, le concedió a David el primer quinto punto de su carrera.

Más allá del resultado final, la apuesta cerraba por todos lados. Era aún más arriesgado exponer a Eduardo Schwank. No estuvo solo a la hora de tomar decisiones. Ricardo Rivera, el subcapitán, lo acompañó en esta aventura. Y llegó la misión por el cual él viajó. Todos estabamos pendientes que ese maldito aductor no le juegue una mala pasada. Teniendo a Nalbandian en un 100%  en lo físico no hay porqué dudar que no pueda ganar, tenis y mente son sus virtudes que lo llevaron a ser nº 3 del mundo. Ya había ocurrido algo parecido cuando el  tipo estando de vacaciones pescando, lo llaman para ir al Masters de Shanghai 2005. Fué ,lo jugó y le ganó con solidez al nº1 Roger Federer. Nunca estuvo tan cerca de ser el monarca del tenis como en ese año. Hasta el mismo suizo lo dijo, "Tuvo todo para ser el 1". Pero él no lo toma como gran prioridad, como una obsesión. Para Nalbandian también existen los "fierros", amante declarado de los autos, más de una vez confesó que si se retira le gustaría correr en rallies. Pero ahí estaba el "Rey David" con oficio, experiencia y con mucha sangre copera venció a Andreas Vinciguerra para enmudecer al frío público sueco que no podía creer lo que estaban viendo. Suecia 2- 3 Argentina.

Todo esto pasó en cinco días, ¿de no creer no?
 
"Estoy contento porque logramos un triunfo en una serie muy complicada. La estrategia era clara, jugarle al nº2, y nos llevamos todo lo que vinimos a buscar. Los chicos estuvieron bárbaro, no les pesó la camiseta. Y en mi caso me encontré con un partido más difícil del que creía, porque no jugué contra un sacador, pero Vinciguerra anduvo bien con el servicio y me costó encontrar la devolución. Me alegro de que la Argentina esté en cuartos de final". 

Palabras de David Nalbandian, perdón, "Davis" Nalbandian .- 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *