Dió catedra

El británico Andy Murray venció al croata Marin Cilic por 3-6,6-4,6-4 y 6-2 en poco más de 3 horas y es finalista del Abierto de Australia, dónde espera por Roger Federer o el francés Jo Wilfried Tsonga que jugarán en la madrugada del viernes.

En la previa el croata venía con el hándicap de los partidos a cinco sets en las etapas previas ante Del Potro y Roddick, pero el jugador de Medjugorje empezó el duelo metiéndole presión al escocés, sirviendo fuerte y pegando con el drive de forma demoledora en el primer set sorprendiendo a Murray, quien aparentemente no se esperaba un inicio tan veloz y ofensivo de su oponente. Con potentes tiros a las líneas y sacando fulminantes latigazos Cilic quebró en el quinto game y luego volvería a repetir la ruptura en el noveno juego con el cual sellaría la primera manga por 6-3.

Otro partido

En el segundo, el croata seguía atacando sin darle respiro al nº4 del mundo, pero en el cuarto game empezaría a cambiar la historia del match, un click en el set y que después sería en el partido y se dió tras un intenso punto donde Murray logra pasar al croata con un esfuerzo superlativo tras un globo de Cilic estando ambos en la red y que le daría el quiebre para pasar por primera vez 3-2.
 
A partir de allí Murray derrochó clase, jerarquía y talento con un fantástico juego de red donde manejó los puntos con un pulso notable, su revés comenzó a lastimar a Cilic y el duelo se inclinó a partir de ese instante para su lado. El británico quebraría nuevamente en el séptimo game y tras esa ruptura solamente le bastó mantener su servicio, ganar 6-4 y estar sets iguales.

En la siguiente manga, el verdugo de Del Potro en octavos acusó el golpe psicológico que dan esos puntos no aprovechados y bajó la guardia, también el trajín de partidos anteriores se notó claramente y allí el croata ya no fué el mismo del inicio y fue entonces que Murray volvería a quebrar en el séptimo game gracias a magníficos passing shots. Nuevamente le bastaría mantener sus servicios para llevarse el tercer set por 6-4.

El que fue el cuarto y definitivo set, fue una paliza para el escocés que ya manejaba a voluntad el partido. El croata ya entregado siguió sin embargo lanzando algunos drives que causaron la ovación del público en la Rod Laver, pero la historia del partido estaba ya decidida, en particular tras un punto extraordinario donde Murray devolvió una bola imposible desde fuera de la cancha y por fuera de la red. El británico selló el triunfo con un tercer quiebre que puso cifras definitivas por 6-1.

De esta manera Andy, con la victoria de hoy si gana el torneo será nº2 del mundo, relegando a Rafa Nadal al cuarto lugar en el ránking mundial por detrás del serbio Novak Djokovic.  Si pierde, es nº3, delante de Nole. Además de ser su segunda final de Grand Slam ( la anterior fue en el US Open 2008 cayendo ante Federer), es el segundo británico en llegar a esa instancia desde 1977 cuando John Lloyd actual capitán de Copa Davis de Gran Bretaña perdió en esa ocasión ante el ya desaparecido norteamericano Vitas Gerulaitis.
 
Murray en el historial ante sus posibles rivales en la final está arriba, 6-4 ante Roger y 2-1 ante Tsonga, aunque en los enfrentamientos en Grand Slam no pudo con ambos tenistas, además de la mencionada final con el suizo, el escocés cayó en primera ronda del 2008 en Australia con el que sería después el finalista y revelación del torneo. 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *