Las despedidas del 2009

En este 2009, además de sobresalir como figuras del año el suizo Roger Federer ganando Roland Garros y Wimbledon por 6º vez – además de recuperar el nº1 – y de Juan Martín Del Potro al obtener por primera vez un Grand Slam como el US Open, hubo retiros del circuito en jugadores que dejaron una huella por ser exquisitos en su juego como el caso del francés Fabrice Santoro , el ruso Marat Safin y en las mujeres la gala Amelie Mauresmo.

Fabrice Santoro, "El Mago" como se lo llamó  nació el 9 de diciembre de 1972 en Francia y logró 6 títulos como singlista y 24 como jugador de dobles dónde fue su especialidad ganando entre ellos 2 Grand Slam como el Abierto de Australia 2003 / 2004 junto a sus compatriotas Nicolas Escudé y Michael Llodrá, con quien obtuvo 6 torneos y 1 final (Rolanga 2004), además fue finalista en Wimbledon con el serbio Nenad Zimonjic en el 2006. Su máximo ránking fue en el 2001 cuando llegó al puesto 17, y fue 6º en dobles, en 1999.

Quedará en el recuerdo como el partido más largo de la historia el que jugó contra su compatriota Arnaud Clement a quien venció en Roland Garros 2004 por 4-6, 3-6, 7-6, 6-3 y 16-14, en 6 horas y 33 minutos. También tuvo partidos memorables ante Roger Federer y Gastón Gaudio. Su último partido oficial fue en el Masters 1000 de París-Bercy ante el estadounidense James Blake, culminando con 20 años de una rica trayectoria .
 
Marat Safin, que nos visitará la semana próxima en una exhibición en Buenos Aires, nació en Moscú el 27 de enero de 1980.
Fue nº1 del mundo en el 2000, ganó 15 títulos como singlista entre ellos 2 de Grand Slam como el US Open 2000 (vs. Pete Sampras) y Australia en el 2005 (vs.Lleyton Hewitt) y también finalista en 2002 y 2004. Sus grandes virtudes fueron el saque y su gran físico que le permitieron tener muy buenas actuaciones en distintas superficies (semifinalista en Rolanga 2002 y Wimbledon 2008). Por otra parte fue campeón en 5 Masters Series (3 París-Bercy, 1 Madrid en 2004 venciendo a David Nalbandian y el restante en Toronto).

Este año le puso fin a su brillante carrera cuando fue derrotado en el Masters 1000 de París-Bercy, ante el argentino Juan Martín Del Potro por 4-6, 7-5 y 4-6 y fue homenajeado por todos los tenistas que jugaban en ese certámen.
 
Ameliè Mauresmo, nacida el 5 de julio de 1979, se destacó por su juego exquisito y agresivo, además de haber sido número uno del mundo en distintos periodos y considerada por muchos como una de las jugadoras francesas más talentosas del circuito.  En el 2006 arribó a ese sitial y permaneció por 34 semanas.

Ganó 22 títulos como singlista, entre ellos 2 de GS (Wimbledon y Australia de 2006) venciendo en ambas a otra gran jugadora y ex nº1, la belga Justine Henin, protagonizando memorables partidos. En la final que se realizó en la Catedral del Tenis, se convirtió en la segunda jugadora francesa que consigue este certámen después de que Suzanne Lenglen lo consiguiera en 1925 (exactamente 81 años atrás). Esta victoria le mereció a Amelie la felicitación de sus compatriotas encabezados por el presidente Jacques Chirac, así como diversos reconocimientos en su país. Fue medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y campeona en la Fed Cup en el 2005. Y en el pasado 3 de diciembre, luego de sus continuas lesiones anunció en conferencia de prensa, su retiro definitivo del tenis, tras 16 años de actividad.

Con el alejamiento de Mauresmo, sin dudas que el tenis femenino perdió unas de las estrellas más importantes junto a la belga Henin, la suiza Martina Hingis, justo en un momento en que brillan por su ausencia jugadores exquisitas y de gran nivel humano.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *