El partido del año

Recordado como una de las mejores finales en la historia de Wimbledon, Federer recién pudo quebrar al estadounidense en el último game del partido. Al llegar a su tercera final en la Catedral del Tenis, Roddick de 27 años había acabado con la Murray Mania al vencer al favorito local en una notable presentación en semifinales. 

Roger Federer le ha provocado muchas frustraciones en Grand Slam a Andy Roddick a través de los años, pero la épica victoria en cinco sets en la final de Wimbledon de este año podría ser la más devastante de todas. Allí Roger se impone por 5-7, 7-6(6), 7-6(5), 3-6 y 16-14 y bien pudo haber quedado el pleito para el de Nebraska.

Si bien el suizo tiene un récord de 19-2 sobre el estadounidense, Roddick ha conseguido algunas de sus mejores presentaciones en finales de Grand Slam (Wimbledon 2004, 2005, 2009 y US Open 2006). Y este esfuerzo ante el nº 1 del mundo en el All England fue algo especial.

Buscando el título No.15 de Grand Slam y recientemente coronado en Roland Garros, Federer luchó durante cuatro horas y 16 minutos antes de poder quebrarle el servicio a Roddick, quien necesitó de 50 aces para quedarse con el quinto set por 16-14 y decretar el triunfo. Con 77 juegos disputados, se convirtió en la final más larga de la historia de los Grand Slam, eclipsando los 62 games de la final de Federer y Nadal del año pasado.

Roddick dispuso de cuatro set points consecutivos en el 6-2 del tie break del segundo set para ponerse dos a cero. Después de perder los tres primeros puntos, Roddick tuvo una volea de revés, pero falló. Al final, el suizo ganó seis puntos seguidos y se quedó con la manga.

Decepcionado por perder el tercer set en tie break, sumado a su paupérrimo récord contra Federer, Roddick vio crecer su optimismo en el cuarto cuando le quebró a Federer en el cuarto juego. "En ese punto había dos opciones: te dejas estar o sigues en marcha. La segunda chance sonó mejor para mí", comenta Roddick sobre su actitud en el inicio de la cuarta manga.

El set final más largo de la historia de Wimbledon no se habría producido si Federer logra su primera oportunidad de quiebre desde el primer set. Pero Roddick tuvo dos opciones de quiebre en el 8-8, pero sostuvo su servicio en 11 oportunidades consecutivas para mantenerse con vida en el quinto set. Pero después de 37 games resistiendo, Roddick finalmente cedió su saque en el juego nº 30 del set final, cuando un revés se le fue largo. Ahí se dio cuenta de que no lograría su segundo "major", después del único que ostenta, el del US Open 2003.

Federer, quien un mes antes había completado su exitosa trayectoria en Grand Slam al ganar Roland Garros, se convirtió en el más grande ganador de Grand Slams con 15 coronas de "majors". Con estos dos triunfos, el suizo reconquistó el nº 1 del mundo del Ránking ATP South African Airways, que mantendría por el resto de la temporada. Finalizó como Campeón Mundial ATP por quinta ocasión y fue el segundo jugador en la historia, detrás de Ivan Lendl, en recuperar la posición de privilegio después de haberla perdido.-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *