Tetra-Davis

La dupla española formada por Feliciano López y Fernando Verdasco se impuso a la pareja checa formada por Radek Stepanek y Tomas Berdych por 7-6(7) 7-5 y 6-2 tras dos horas y cuarenta y seis minutos de juego en un choque disputado sobre la arcilla del Palau Sant Jordi ante 16.500 espectadores. Sin dudas que la gran remontada de David Ferrer ante Radek Stepanek ayer, significó el plus extra de cara al dobles de hoy y la estocada anímica para el checo, que hoy no fué el solido jugador de dobles junto a Berdych perdiendo su invicto que tenían este año.

De esta manera España obtuvo por cuarta vez y por segundo año consecutivo la Copa Davis, y que anteriormente la habían logrado en el 2000, 2004 y el año pasado en su visita a Mar del Plata ante Argentina. También se convierte en el primer país, desde Suecia en 1998, en revalidar el título y el primero, después de Estados Unidos en 2007, en ganar la final el segundo día al lograr el 3-0 que sentenció la serie.

Trámite parejo
 
El primer set  fue muy parejo, dónde los locales tras quebrar a los checos en el quinto juego y ponerse 3-1 pudieron ampliar el marcador, sin embargo los checos devolvieron el ‘break’ (3-2) con el siguiente saque de Verdasco. La igualdad  se extendió hasta el tie-break. Ahí España llegó a ponerse 6-3 y triple set point aunque el juego del interminable Stepanek y su gran nivel equilibró los números, incluso los visitantes tuvieron a una bola de ganar la primera manga, pero el empuje del público y la garra española en el cuarto set point, no lo desaprovecharon y en 70 minutos ganaron el primer set por 7-6(7).

En el segundo siguió todo muy peleado y España tuvo su primer oportunidad de quebrar en el tercer game, con Berdych al saque, ya que cometió dos dobles faltas, pero los locales no pudieron aprovecharla. Ambos equipos no daban tregua hasta que en el undécimo game, Verdasco tomó el mando y volvió a romper el saque de un Berdych cada vez más flojo fisicamente y con un 6-5 ya instalado, Feliciano cerró el set con un ace, y en 52 minutos, los locales ya estaban cada vez más cerca de la Ensaladera de Plata.
 
El tercer set fue otra historia con un Stepanek muy por debajo de su nivel, y seguramente el maratónico partido de ayer ante Ferrer tuvo sus consecuencias, y ya era historia juzgada y en 44 minutos tras varias series de globos que parecía más a una exhibición que una final de Davis. España logra de éste modo retener su cuarta Ensaladera y con espectadores de lujo como el Príncipe Felipe de Asturias, el ex jugador Manuel Orantes y alentando a sus compañeros, Rafael Nadal, que ya había hecho lo suyo el Viernes frente a Berdych.

 
Felicitaciones tetracampeones, se lo tienen merecido !!!!

 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *