Aqui Batman

Perdón, porque voy a empezar por el final. Pero la realidad es que lo mas emotivo fue la definición del tie-break tan merecido por lo hecho en este tercer set el tandilense.

Hoy Robin Soderling fue un rival mas que digno, y que cumplió con creces la responsabilidad de reemplazar a Andy Roddick en este Masters de Londres. Y el nº5 del mundo remontó un duro trámite que logró reslver en "los penales" del tercer set.

Allí Soderling comenzó sirviendo el tie break con gran presión, y en el largo peloteo del primer punto tras un mas que disputado rally de lado a lado, se decidió a atacar a la red y conectó un profundo revés al que se suponía que no llegaba el argentino. Nada de eso, no solo que llegó devolviendo, y ante la volea mas que profunda que puso el sueco, Juan Martín tiró un passing a la carrera que se hundió en la linea paralela de fondo. La gente se puso como loca y allí Delpo mostró su determinación para llevarse el match. El resto, sintió el impacto Soderling, cedió uno de sus saques tras aguantar el primer servicio terrible de Delpo a esa altura. Luego se pone 6-2 Del Potro asestándole una estocada en un mini-quiebre y define después con un ace para cerrar 7-3 el tie-break y el partido.

Pero ahora si vamos a lo que pasó de arranque. En 47 minutos se midieron en todo. Estuvo mejor con el saque Soderling, pero Del Potro no fué menos, lo que ocurría era que se paraba mas que bien en la cancha el sueco. Siempre encontraba el perfil para su drive, y Delpo no lastimaba. Mantenían sus juegos y a pesar de haber tenido cuatro chances de quebrar el argentino, los aces y el servicio de Robin siempre le solucionaron el problema.

Es cuando llegamos al tie-break, y allí se mostró mucho mas sólido el nº8 ATP. Del Potro no le encontraba la vuelta al servicio, cosa que si había hecho Soderling con el larguirucho. Tremendo 7-1, y al segundo set.

No acusó el impacto Del Potro, por el contrario, se mostró mas concentrado y prefirió el punto por punto como receta. Hasta que llegó el octavo game y quebró a Soderling y terminó sacando cerrando con dos aces que marcaron el camino del tercer parcial.

Soderling empezaba a mostrar algunos atisbos de cansancio, y en ese terreno lucía mejor el argentino. Igualmente pudo quebrarle a Juan Martín en el sexto juego en la única chance de todo el match. Que hizo Delpo ? Le devolvió con la misma moneda y emparejó las cosas, y hasta se lo vió en el undécimo juego ya tambaleando a Robin, con dos dobles faltas incluídas, que no pudo sacar provecho el tandilense. Allí debía cerrar en seis para acceder al tie-breaks definitorio del set y del encuentro, el que contamos mas arriba. Ahi sí cerraba el match con un marcador de 6-7 (1) 6-3 y 7-6 (3) tras dos horas y once minutos en el total del partido.

Ahora se viene Davydenko, mañana cerca del mediodía en argentina. Y toda la fé para el único americano entre los 8 que disputaron este Masters.

Y tener fé. Porque Juan Martín ya demostró que puede.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *