Aqui estoy Yo

El triunfo de Robin Soderling le negó a Nadal la opción de llegar a los 400 triunfos como profesional y compromete seriamente las pretensiones del mallorquín de defender la corona de campeón mundial ATP esta temporada.

El nº 1 del mundo, Roger Federer, incrementó así su liderato a 1145 puntos sobre Nadal después de su victoria del domingo contra Fernando Verdasco y quedó a un triunfo de asegurar el lugar de privilegio del Ránking ATP South African Airways 2009, la posición que tuvo durante cuatro temporadas entre 2004 y 2007.

En estos momentos, Nadal sólo puede conseguir como máximo 1,300 puntos y debería ganar los dos partidos de round-robin que restan y ser campeón, mientras que Federer requiere ganar un partido más de la fase de grupos o llegar a la final con una marca de 1-2 en el round-robin para ser el campeón mundial ATP 2009.

Un ganador inesperado

Así las cosas, la fría crónica indica que Rafa Nadal (2) cayó derrotado ante el sueco Robin Soderling (9) por un marcador global de 6-4 y 6-4 tras una hora y treinta y ocho minutos de juego en el choque que abrió el Grupo B, que completan el serbio Novak Djokovic y el ruso Nicolay Davydenko. Un día más, las gradas del O2 Arena londinense mostraron un lleno absoluto y no dejaron de alentar a los tenistas durante todo el partido.

Nadal ganó el sorteo de servicio previo al partido, pero fue el único momento que tuvo la suerte de cara en el inicio del partido, donde Soderling se mostró intratable. El sueco se llevó 13 de los 14 primeros puntos en disputa, o mejor dicho, tomó ventaja (3-0) antes del primer asueto mostrándose intratable, recordando su juego, armado con una terrible derecha, al de los octavos de final de Roland Garros. Rafa supo ser paciente, esperar el momento, y cuando al nórdico le empezó a fallar su primer servicio, se metió en la cancha, cortó la pelota e igualó el trámite (3-3). Soderling despertó de su modorra y la igualdad fue la nota predominante en el rush final del set.

Hasta que llegó el décimo juego, donde Rafa no pidió el ‘ojo de halcón’ en un saque que le hubiera supuesto apuntarse el juego y que terminó perdiendo tras dos errores en sendos intercambios desde el fondo de la pista. ¿El resultado? Un nuevo break a favor de Soderling, que se apuntaba por 6-4 el primer set tras 40 minutos de juego.

A pesar de ceder el primer set, Nadal vislumbraba síntomas de mejoría en su juego. Síntomas que se tradujeron en un tempranero break en los primeros compases del segundo set aprovechando que su rival se veía forzado a jugar con segundos saques. Soderling evitó los intercambios desde el fondo de la pista, jugó de manera más agresiva y logró el contrabreak.

El quinto juego del partido, con el sueco al servicio, supuso un punto de inflexión en el mismo, pues fue el juego más largo (12 minutos) y donde Rafa desaprovechó una bola de quiebre que le habría puesto de nuevo con ventaja. Nadal fue excesivamente intermitente y jugó en demasía a la defensiva, dejando a Soderling la iniciativa. El tenis hizo justicia y de nuevo en el décimo juego, el buen hacer del sueco le valió a éste un break, que supuso el set y el partido.

Aclaró Rafa luego, eso sí, que contra Soderling en ningún momento se sintió "inferior en la pista. Técnicamente no era para nada inferior, aunque sí en el momento de auto confianza y tranquilidad. Si hubiera estado con los momentos de tranquilidad normales, hubiera tenido opciones de ganar. ¿Hay que seguir mejorando? sí, pero no es un problema de nivel", explicó el nº 2. También habló de su propósito de "empezar el próximo año con buenas vibraciones".

También recordó, una vez más, que la presente temporada había sido "un año difícil, muy bueno, pero también difícil y que ante esto, tenía que aceptar la situación. Me falta ese plus de tranquilidad y de confianza que se necesita para ganar esos partidos. Estoy jugando contra los mejores del mundo en una superficie que no es sencilla", subrayó.

Por su parte, el sueco dijo que "siempre es divertido jugar con un buen jugador y Nadal es uno de ellos. Siempre hemos tenido buenos partidos", comentó el hombre que sorprendió al vencer este año al manacorense en los octavos de final de Roland Garros.

Soderling, que ocupó el lugar del estadounidense Andy Roddick, comentó que él siempre se preparó "como si fuera a venir a jugar. Después de París me dijeron que Roddick no jugaría, con lo que tuve tiempo para prepararme", indicó.

Sobre el juego de su rival apuntó que él mismo se había sentido "bastante bien" al comentar que encuentra todas las primeras rondas de cualquier torneo "difíciles. Al principio estaba bastante nervioso. Saqué muy bien y luego fui a peor, pero al final remonté. Y para mí fue un buen partido; en cuanto a él, habrá que preguntarle, pero creo que jugó bien", dijo.

Soderling se mostró especialmente complacido con su forma de gestionar los nervios en la cancha. "Es una de las cosas que hoy he conseguido especialmente, controlar bien los momentos importantes. Es algo que tienes que hacer cuando te enfrentas a los mejores", observó.

Preguntado sobre si la victoria que logró ante Nadal en París le hacía "crecerse" ante este rival, respondió: "Sí y no. Es Rafa, es un gran jugador, pero siempre disfruto cuando venzo a los mejores, no tengo nada en contra de Rafa personalmente, siempre jugamos buenos partidos". Sí reconoció que contra el nº2 le costó aguantar los intercambios. "Es duro seguir jugando peloteos largos porque es un gran luchador y se mueve muy bien, así que hoy intenté jugar puntos cortos", concluyó.

Tras esta victoria, Robin Soderling lidera momentáneamente el Grupo B a expensas de lo que ocurra en el duelo que mide al serbio Novak Djokovic y al ruso Nicolay Davydenko en el duelo que cerrará la jornada (17:45, hora argentina).

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *