Sin ninguna presión

Juan Martín del Potro está esperando ansiosamente su debut en el Masters de Londres ante Andy Murray pero se sacó la presión de sus hombros al afirmar que él necesita más experiencia para estar a la altura de los grandes favoritos a ganar el torneo.

El número 5 del mundo le comentó al diario inglés The Independent que, a pesar de haber ganado el US Open este año, eso no lo convierte en candidato a ganar la Barclays ATP World Tour Finals esta semana.

El tandilense comentó: "Los favoritos siguen siendo los mismos: Federer, Nadal, Djokovic y Murray. Aún necesito ganar más experiencia. Tengo mucho que aprender para ser como ellos".

Del Potro está a sus anchas en superficies duras, pero en tres incursiones sobre el césped de Wimbledon, nunca pasó la segunda ronda. Esto es una materia pendiente para Delpo, quien confesó: "No juego buen tenis allá, pero voy a aprender porque amo Wimbledon".

"Me gustaría jugar bien sobre césped. Es difícil, pero si (Goran) Ivanisevic y (Marat) Safin pueden jugar allí, quizás yo también pueda", agregó.

Este año, la "Torre de Tandil" tuvo un progreso enorme y está a menos de 700 puntos de Murray en el ranking. Esto significa que si llega a ganar el Masters sin perder un partido (lo que le daría 1.500 puntos), podría desplazar al escocés del cuarto escalón.

Sin embargo, si no llega al último partido tan ansiado, por lo menos espera ver a algunos amigos que le ha dado el deporte, como Carlos Tevez, delantero de la Selección Argentina y del Manchester City: "Espero que venga a Londres a verme y espero verlo".

"Amo el fútbol, pero nunca pensé seriamente en jugar profesionalmente. Hay una gran diferencia entre los jugadores como ellos y yo. Cuando era joven, era bueno, pero ahora no me puedo ni mover. No puedo correr durante 90 minutos", comentó nuestro compatriota, quien también es amigo de estrellas como Lionel Messi, Sergio Aguero y Luis González.

Delpo aún no puede dejar de recordar esa bienvenida que la gente de Tandil le brindó luego de su histórico triunfo en Flushing Meadows: "Me llevaron por toda la ciudad arriba de una autobomba. Me dió un poco de miedo, pero fue también el mejor momento de mi vida".

"Todos salían a la calle y me sentí muy feliz. Siempre que voy a Tandil soy feliz. Es muy importante para mí", concluyó.-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *