LA PELOTA SE MANCHO

Me superó. Me resistí pero no logré controlar el impulso. Escribir acerca de este hecho bochornoso superó mi ansiedad y debo descargar tanta verguenza ajena. Y me hago cargo.

Nunca voy a borrar de mi mente esta imagen. Mundial de Italia y ceremonia de himnos en el partido entre Italia y Argentina. La silbatina, a quien nadie le haría gracia porsupuesto, era generalizada hacia el equipo argentino por la afición local. Lejos, una grosera falta de respeto por cierto. Y en esa imagen de bochorno y amargura por la situación, todos los jugadores argentinos cantan el himno … menos uno : diego maradona.

El astro argentino, no tiene mejor idea que insultar y derrochar exabruptos en medio de la canción patria a la concurrencia, en despecho por su mala educación en tan simbólico y emotivo acto.Y obviamente, no percibe claramente que ante una bofetada a veces hay que mostrar la otra mejilla, y en lo posible predicar con el ejemplo. Y seguramente el capitan argentino tampoco entendió que ántes de insultar a la gente por su actitud estaba siendo tan o mas grosero a su canción patria por semejante actitud. Y lo estaba mirando todo el mundo …

Los chicos, la generación a la que siempre hay que educar pensando en el futuro, deben haber visto semejante gesto y quizás no lo olviden. Pero este muchacho no entiende ni entenderá que es ejemplo ante ellos y los que quieran tomarlo para si, de lo bueno y de lo malo. Y de lo último es de lo que abruma con su variedad. ¿Hasta cuando señor maradona? ¿Hasta cuando tendremos que soportar sus bajezas, su malhumor, su prepotencia, sus groserías, sus desplantes, su irritante forma de ser? 

maradona es un ejemplo, claro que si. DE LO QUE NO SE DEBE HACER Y SER. Aunque sea doloroso para nosotros y para el mismo. Pero como dice el cantautor, "nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio". Y es tal cual la frase que pinta a este otrora gran jugador de futbol y ahora pésimo DT, por trayectoria y pergaminos para el lugar en dónde está. Que picardía que no haya aprovechado su suerte de tracender a otras culturas sin haber atesorado algo de ellas. Que no supo instruirse con la posibilidad de tenerlo a el alcance de su mano. Hoy por hoy, el ejemplo mas parecido en cuanto su origen es el de Carlos Tevez. Claro que difiere en algo, ya que "el apache" ya sabe hablar portugués e inglés con agradable dominio y es espejo contrapuesto al actual DT argentino. Por odiosas que sean las comparaciones. 

Pienso en los chicos de ahora, que quizás ven en él al un ídolo. ¿Esa es la imagen apropiada para ellos?.

Y también reflexiono en sus dichos a la prensa, de la que necesitó, de la que se alimentó desde sus quince años hasta ahora, y a la que atacó cuantas veces quizo.

Aquella prensa ante la que lloró en el Mundial ’94 cuando fué su doping.

Aquella prensa a la que agredió con rifles de aire comprimido en una quinta en la que pretendía estar escondido luego de pegar un portaso en Newell`s en el ’93.

Aquella prensa a la que "atendió" para su conveniencia en toda situación que quizo y se le antojó durante su carrera.

Aquella prensa que sirvió a sus intereses y necesitó todas las veces que se le dio la gana.

Esa prensa que fue genuflexa con él y la que no, se dieron cuenta que este ciclo a su cargo fué un fracaso. Pero a veces la soberbia deja de ser un defecto para convertirse en una forma de ser. Y eso ha ocurrido con este señor. Esa prensa es la que le ha dicho lo que él no quiere ver y oir y que obviamente no admite.

Yo me dedico a informar, comentar y hablar de tenis habitualmente en esta página. Y sobran ejemplos de deportividad y buena educación en este deporte. Juan Martín Del Potro es uno fresco y actual por estos días. No vale la pena explayarse en alguien que hace de su trabajo e imagen de bajo perfil una forma de ser y ejemplo a imitar.

En oportunidad de cubrir la final de Copa Davis en Mar del Plata, en la rueda de prensa final tras la derrota ante España, pude presenciar el entredicho que tuvieron Guillermo Salatino con Luli Mancini y José Acasuso. Un momento muy dificil y caliente por cierto. Y en ese momento lo que se le achacaba al capitán argentino era la falta de disposición de David Nalbandian a la prensa durante la final en contraposición a los españoles en ese fin de semana.

Al otro día el propio David Nalbandian, muy molesto por la situación y ofuscado por el reclamo, convocó a conferencia de prensa y aclaró todo lo que se debia aclarar, y prometió una mayor comunicación con los periodistas y se disculpó ante quien fuere que hubiese molestado. Una actitud destacable y que lo pinta en otra dimensión. Y debo reconocer que no coincido en muchos aspectos con el cordobés en ciertas cuestiones, pero fué educado y respetuoso a tiempo, por si se tenía que reparar algo en ese momento, estuvo dispuesto a ello. Y con toda la amargura de la derrota encima. Reflejos le dicen.

También de lo que estoy seguro es que deportistas de la talla de Sabattini, Vilas, Fangio, Reutemann, Batistutta, el Pato Cabrera, Meolans, Ginobilli, Valdano, Simeone, Bielsa, el Tata Martino, Curuchet, Kempes, Ardiles y tantos otros mas son ilustres argentinos recordados por sus pergaminos en cada una de sus disciplinas y su educación. Y los sponsors apuestan a ellos por lo que brindan como imagen y ejemplo de deportividad, compromiso y civilidad ante la sociedad. Son reconocidos y premiados en sus ambitos y hasta algunos de ellos devuelven a su sociedad de origen por medio de sus fundaciones -tales los casos de Nalbandian y Zanetti por nombrar solo a algunos-  lo que ellas le dieron y supieron capitalizar para realizarce como personas exitosas.

¿Alguien podría imaginar por estas épocas, que Nike, Coca Cola, Adidas, Puma, Mc Donalds, Quilmes o cualquier marca de autos o telefonía podría buscar la imagen de maradona para posicionar su producto ? Imposible.

Quiero cerrar con dos cosas. Admiré a maradona en su época de jugador y reconozco su entrega en cualquier adversidad para la selección argentina consiguiendo los logros que obtuvo. El título juvenil del ’79 en Japón, el de mayores en el ’86 en México y el subcampeonato del ’90 en Italia. Es todo lo que tiene en su haber con la celeste y blanca.

La otra, recordar que lengua española es tan rica en expresiones idiomáticas que no merece que semejante señor elija tan reprochable exabrupto. Quizás el castigo mas duro para este personaje sea confinarlo a una biblioteca o una probation en un establecimiento para aprender buenos modales.

Habrán advertido en la redacción, la mención de maradona en minúscula. Asi es, no es un error, es que este señor ya no merece que se lo escriba con mayúscula. Lo único que posee de mayúscula es su boca, que ciertamente es muy grande.

Usted, señor maradona, anoche a la pelota la manchó .-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *