Hoy fué un buen día

Los argentinos Horacios Zeballos (76º) y Máximo González (79º) en la rama masculina y Gisela Dulko (40º) en la femenina debutaron con victorias en el US Open. La única tristeza fue la eliminación de Juan Pablo Brzezicki (188º)

En el caso de Zeballos que viene de la qualy ( y viene en un gran año de crecimiento profesional ) venció al alemán Michael Berrer (120º) en casi tres horas por 6-3 7-6(7) 3-6 y 6-0 y ahora en segunda ronda lo espera el checo Tomás Berdych que despachó en sets corridos al estadounidense Wayne Odesnik. Será el primer partido de ambos en forma oficial.
 
Más tarde se presentó el tandilense Máximo González que sufrió más de la cuenta para vencer al eslovaco Karol Beck por 2-6 1-6 6-1 6-4 y 6-3 en más de tres horas de match. El tandilense cedió los dos primeros sets ante el acoso del fuerte servicio de Beck, quien marcó15 aces, pero en en el tercer set le controló el saque y lo obligó a jugar de fondo, donde el eslovaco cometió la mayoría de sus 15 errores no forzados. En segunda vuelta, " Machi"  irá contra el estadounidense Jesse Witten, 276º un jugador proveniente de la qualy, que dió la nota del día al vencer claramente y en sets corridos al ruso Igor Andreev (29º) por 6-4 6-0 y 6-2.  

La argentina Gisela Dulko (40º) batalló por casi tres horas para doblegar a la rusa Ekaterina Makarova con parciales de 6-3 5-7 y 6-4 y sellar pasaje a la segunda ronda dónde la aguarda la ucraniana Alona Bondarenko quien superó a la rusa Alla Kudryavtseva. La tigrense se repuso de dos quiebres en el segundo set para devolverle el favor a su rival en el último y conseguir un triunfo al cabo de 2 horas y 48 minutos, en un partido dónde ambas estuvieron erráticas con su servicio. El historial con Bondarenko está a favor de la ucraniana por 3-1.

Mal día para el "polaco"
 
El único argentino que no tuvo la misma suerte que los mencionados fué Juan Pablo Brzezicki (188º). El "Polaco" cayó en sets corridos ante el australiano Carsten Ball por 7-6 (5) 6-3 y 6-4 en 1 hora y 50 minutos. El australiano fue una máquina de sacar, ya que metió 20 aces contra tan solo 2 del argentino y además tuvo 46 winners, y los números hablan por sí solos de lo que fue el partido. Un jugador típico de canchas rápidas ante uno de polvo de ladrillo, eso fué lo que marcó las diferencias.-  

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *