Sueña muy despierto

PARIS — El chileno Fernando González, campeón junior de Roland Garros en 1998, señaló que, tras vencer al británico Andy Murray y plantarse en las semifinales por primera vez, ahora es el momento de sentir la ilusión.

"Me falta un poquito, sí, pero mejor no pensarlo", dijo González sobre las posibilidades de alcanzar la final, "porque, para mí, es mucho, son dos partidos a cinco sets, pero es obvio que hay una ilusión más grande, pero hay que dejarlo de momento como una ilusión".

"Once años es casi una carrera", dijo al recordar su etapa de júnior, "pero sigo siendo el mismo, tengo muchos partidos en el cuerpo y lo importante es que me gusta más el tenis ahora que antes".

"Hoy jugué muy alto, tratando de dominar con mi derecha. Quizás en el tercer set Andy me dio muchas oportunidades y yo las tomé. Estoy sintiendo la bola muy bien, puedo hacer muchas cosas a ambos lados. He jugado a un gran nivel hoy", dijo Fernando que al señalarle que Murray había ponderado su derecha, catalogándola como "la mejor del circuito" apuntó que era fruto de su talento natural.

"Todo en mí es muy natural, durante años ha sido así, he mejorado algo, pero cuando ataco intento no pensar mucho que voy a fallar", dijo, para añadir que "Andy es un gran jugador, pero no tiene mucha experiencia en partidos de cinco sets en arcilla. Y en eso pensé antes del partido".

González cree que el cuadro de París se ha abierto tras la derrota de Nadal. "Cuando llegas a Roland Garros piensas sólo en Nadal, inmediatamente, pero Robin Soderling es un gran jugador y si tiene un buen día puede ganarles a todos. Cada partido es diferente y uno no sabe lo que puede pasar ahora", dijo sobre su duelo contra el sueco. En sus duelos personales se enfrentaron siete veces ganando las últimas cuatro el chileno, la última hace dos años en Düsseldorf por round robin y en tres sets.

"Es interesante, porque me gusta jugar más en canchas duras, pero en los últimos años me he adaptado más a jugar en arcilla. Me puedo recuperar muy bien y el servicio no es tan importante como en otras superficies. Soy más paciente, estoy en mejor forma y puedo correr por horas, más que antes", dijo sobre su adaptación a la arcilla. "Es algo bueno que tengo, siempre tuve la convicción que los partidos los gano con mi servicio y derecha.

"Del Potro tiene muchas opciones, sólo tiene 20 años y es 5° del mundo. Es un chico alto, creció en arcilla, pero puede jugar bien allí, jugando contra Robredo puede incluso ganar", apuntó sobre el encuentro de cuartos entre el bonaerense y el de Hostalric.

"Murray quizás tiene que ser algo más paciente, tiene un gran coach en Alex (Corretja), y debe aprender de él, pero tiene sólo 21 años. Creo que puede dominar el circuito en los próximos años. Hizo final en el Abierto de EE.UU. y lo único que necesita es tiempo".

"Un 6-0 a Andy no lo había pensado ni jugando al ‘ping-pong’, pero él también me ayudó un poco. Contra Soderling va a ser entretenido. Está pasando un buen momento, pero veremos quien pega más fuerte", dijo.

"Yo me siento mejor que hace 20 años, he aprendido mucho mentalmente" añadió González, que aprovechó para elogiar a su técnico, el argentino Martín Rodríguez.

"Me ha ayudado mucho a mejorar mi revés y darme la libertad de ser yo mismo. Hay entrenadores que saben un montón pero lo hacen todo estructurado. En la cancha siento mucha más libertad con Martín. Si no estoy bien, me entreno 45 minutos y otro día mucho más. Es uno de los mejores amigos que me dio el tenis y su mejor momento lo tuvo a mi edad. Y eso es muy importante", señaló.

"Disfruto pegándole a la pelota o escondiendo el drop. Lo importante es disfrutar de lo que haga. No era descabellado que llegara a las semifinales de un Grand Slam".

Sobre sus posibilidades de alzarse con el título dijo: "Si, siempre me siento favorito y capacitado para ganar el siguiente partido pero eso es lo que me preocupa ahora. Estar bien y ganar. Soy malo para las matemáticas, ojalá por el bien del tenis sudamericano estemos Juan Martín (Del Potro) y yo en la final. Sería algo muy grande para nuestra zona. Hubo una final hace cinco años argentina (Gaudio-Coria), pero ahora falta mucho aún", comentó.

Respecto a la táctica fue muy sincero y confesó: "Los partidos los pienso 15 minutos antes de entrar, lucharemos por tomar la iniciativa antes, porque somos dos jugadores de ataque. Pero siempre soñé con estar en esta instancia, estoy súper contento pero tranquilo también y eso se refleja en la cancha".

González aclaró que, tras sufrir un virus recientemente, ahora se encuentra muy bien. "El Lunes me sentí mal y por eso no jugué el dobles, pero éste es un torneo tan importante que la adrenalina te quita esos síntomas y ahora estaré en plenitud de condiciones", remató el ex N° 5 del mundo y actualmente 12° en la ATP.(efe)

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *