Roland Garros sube la apuesta

 

 

 

Como ustedes recordarán, estimados lectores de Toptenis, Wimbledon inauguró a mediados de mayo su nuevo techo rebatible, algo que se tornaba infinitamente necesario debido a las usuales y largas demoras por lluvia que afectaban el torneo.

 

Roland Garros no quiere quedarse atrás del Grand Slam inglés en cuanto a innovaciones. Es por eso que el director del torneo, Gilbert Ysem, acaba de revelar algo muy interesante: no se trata sólo de un techo nuevo para el Philippe Chatrier, sino directamente de un estadio nuevo y cubierto.

 

Este sueño no es para nada barato: costará alrededor de 120 millones de euros, de los cuales la Federación Francesa de Tenis (FFT) estaría dispuesta a contribuir 80 millones. El resto sería financiado por al gobierno nacional y local. A lo largo de los años, la FFT ha invertido 200 millones de euros en el actual complejo.

 

Esta nueva sede, cuya construcción comenzaría en 2011 y finalizaría recién en 2014, se ubicaría a sólo cinco minutos del lugar donde actualmente están jugando Rafael Nadal, Roger Federer, Dinara Safina o Juan Martín del Potro.

 

Y al contrario de Wimbledon, que ya anunció que pese al techo seguirá siendo un torneo diurno, Roland Garros está dispuesto a transformarse en un campeonato que albergue juegos de día y de noche.

 

Ysern dijo que tanto el techo para el actual court central del Abierto como el nuevo estadio son sólo proyectos por el momento pero admitió que son necesarios para no quedarse atrás en el tiempo: “Wimbledon está bastante adelante de nosotros en este momento. De todas formas, es sólo una idea por ahora”.

 

“Sin embargo, la competencia entre ambos torneos sube los estándares y es muy bueno para el tenis. Estamos analizando varios aspectos, como por ejemplo si es técnicamente posible y cuánto costaría,” agregó.

 

Jelena Jankovic se refirió a la necesidad de tener un techo luego del partido que ella le ganó 6-2, 6-3 a la checa Petra Cetkovska, por la primera ronda, en un duelo que sufrió la interrupción por lluvia: “Tener un techo es siempre una buena idea”.

 

“No es facil parar el partido y luego ir a las areas donde se puede almorzar. Hay demasiada gente y es complicado concentrarse y relajarse antes de entrar en la cancha de nuevo”, comentó la serbia, quien ya no tendría que pensar en sufrir tanto las suspensiones por precipitaciones parisinas.

 

 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *