Debut y victoria de Schwartzman en Paris

Buen impacto de Diego Schwartzman en París. El argentino, que parte de la segunda ronda, debio trabajar un poco mas de la cuenta antes de derrotar a Feliciano López en tres sets por 6-4, 3-6 y 7-5. Lo espera en la próxima cita un peso pesado, nada menos que el alemán [4] Alex Zverev.

Eso si, antes, [15] Schwartzman resistió a un combativo [Q] Feliciano López durante más de dos horas de partido. El "Peque" llegó a restar para no perder el encuentro con 5-4 y saque de su oponente.

"Al final tuve un poco de suerte", reconoció Diego. Y es el que encuentro fue un pulso contra el drama. El argentino, uno de los 10 mejores restadores de siempre, sobrevivió en un partido donde vio desaparecer 12 de sus 15 pelotas de rotura. "Por momentos me giraba a mi banco y les decía ‘lo que mejor hago hoy es imposible’. Estaba parado uno o dos metros atrás y eso no puede pasar. Donde más confianza me tengo hoy pasé una mala tarde. Y ante un jugador que basa mucho juego en su primer saque eso fue peligroso".
 
López y Schwartzman se habían encontrado dos veces anteriormente, las dos en 2018, con un balance de 1-1 en el cara a cara.
 
Un match que repartió dueños en el trámite, con el argentino llevandose el primer set con autoridad, pero el segundo cayendo en las alforjas del español que afino su servicio, vital para emparejar el duelo entre ambos.
 
Con sets iguales, en el tercero Feliciano dio un paso al frente, rompió el saque de su contrario para ponerse 5-4 y acarició la victoria. Ahí, sin embargo, apareció la mejor versión de Schwartzman: sumó 3 juegos consecutivos y se llevó la victoria.
 
 
Me vi frío en un momento clave", declaró Schwartzman tras resistir al borde del abismo. "No quería perder viéndome con tantas chances. En un momento me enojé pero estoy contento porque en los últimos torneos he estado muy bien de cabeza. Esto es un buen avance en mí. Podía ser el último partido de la temporada y no me hubiera gustado perderlo así".
 
Ahora, y con la velocidad ya tomada en el torneo, el reto será mayúsculo. Al otro lado de la red estará el alemán Alexander Zverev, actual N° 5 mundial y el jugador con más victorias de la temporada (53) en el ATP World Tour.
 
"Es un partido muy difícil", dijo el argentino. "Tenemos un enfrentamiento hace muchos años. Somos amigos y en broma le dije que no quería volver a enfrentarlo porque le había ganado muy fácil".
 
El precedente se remonta a la temporada 2014 sobre la arcilla de Kitzbühel. Entonces, un Zverev de 16 años apenas logró arañar un juego. "Él era muy chico. Mañana toca volver a enfrentarlo y ahora es otro jugador. Va a ser divertido. Es el último torneo del año, hay que disfrutarlo e intentar jugar lo mejor posible. Ojalá se ponga algo nervioso y yo no lo esté. Es un partido para disfrutar” concluyó.
Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *