Melbourne: Schwartzman se metió en la segunda semana

La ilusion, esa que muchos traen consigo en cualquier Grand Slam, se agiganta. Ella, es inversamente proporcional quizas, a su estatura. Pero sigue intacta y goza de buena salud. Hablamos del sueño y realidad de Diego Schwartzman, que sigue creciendo a fuerza de victorias y actuaciones deslumbrantes.

Con paciencia y gran coraje, bajo un calor sofocante, superó a Alex Dolgopolov por 6-7 (1), 6-2, 6-3 y 6-3, pasando a octavos de final en Melbourne.

Fue bastante errática la tarea de Schwartzman en el primer set, pese a comenzar quebrando el servicio de Dolgopolov (38° ATP). En el segundo game del match, el argentino cometió tres doble faltas y el ucraniano igualó el marcador.

El Peque, con algunos signos de fastidio, levantó dos puntos de set cuando sacó 4-5 y 15-40. Llegaron al tie-break y a los 51 minutos de juego, el europeo ganó la definición por 7-1. El argentino cometió demasiados errores no forzados (20) y solo logró el 56% de sus primeros saques.

 

En el segundo set, Diego se serenó, quebró en el cuarto game y se adelantó 3-1. Más paciente, ya sin el semblante irritado del principio, dominó. Volvió a quebrar para ubicarse 5-1. Inmediatamente llegó a contar con un set point, pero volvió a ceder su servicio. Algo que finalmente recuperó en el siguiente game. Habia equilibrado la lucha, pero con signos de mejor tenis que los del comienzo.
 
A partir de allí, Schwartzman se adueñó completamente del partido. Física y psicológicamente. Es verdad que tanto en el tercer set como en el cuarto cometió algunas fallas y tuvo dudas con su saque, pero el poder de la mente lo convirtió en una muralla cuando Dolgopolov insinuó algún tipo de recuperación.
 
Hidratándose en cada cambio de lado y refrescándose con los "caramelos de hielo", una suerte de bufanda hecha de toallas con hielo adentro, Schwartzman toleró el calor y más también.
 
Asi, Schwartzman acuña otra victoria en un GS, hasta aqui en el que mejor le ha ido y mas lejos ha llegado. En su horizonte aparece [1] Rafael Nadal, imbatible por estos días, y con el que perdio en sus tres duelos. Aunque siempre, hay una primera vez, y por que no pueda ser esta.
 
Schwartzman y Rafa
 Schwartzman y Nadal se cruzan en octavos. Será el cuarto duelo entre ambos.
 
"Fue bueno haber tenido la experiencia del US Open, habiendo hecho cuartos de final. Cada vez me voy sintiendo mejor en este tipo de torneos, me gusta mucho jugar a cinco sets, aunque un día como el que me tocó es bastante difícil hacerlo, la temperatura era muy alta, por suerte pude arrancar dentro de la tarde y no en el peor momento del día", explicó el jugador formado en Náutico Hacoaj.
 
Y aportó: "Estoy contento de volver a estar en una segunda semana. Después de la primera ronda en la que no pude jugar bien, en la segunda y tercera rueda pude mejorar, jugar cada vez mejor, más sólido, más intenso y por ese lado estoy muy contento. Ojalá que pueda hacer un gran partido el domingo de vuelta".
 
Un premio de 240.000 dólares australianos y una buena cantidad de puntos ya es suficiente para Schwartzman. Claro que ello no significa que se conformará, aunque enfrente suyo tendrá a una leyenda como Nadal.
Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *