Análisis: Siete años no es nada

Paso mucho tiempo pero cuando los momentos llegan, hay que disfrutarlos. Y si no, preguntenle a Delbonis y Mónaco lo que vivieron en un fin de semana inolvidable para el tenis argentino.

Corría el 2009 en la gira previa al Australian Open, cuando Juan Martín Del Potro ganaba en Auckland y David Nalbandian en Sydney, ambos en el mismo fin de semana en un año post derrota de Copa Davis en Mar del Plata.

Para Mónaco, es una revancha que la tiene merecida. Decía Guillermo Salatino en plena transmición por FOX Sports de Marruecos, que a Pico se lo reconoce inmerecidamente. Y compartimos su pensar.

El tandilense acumula 21 finales ATP, con ahora 9 títulos, y con lo difícil que es mantenerse en el mas alto nivel en el circuito. La mayor parte de su carrera la ocupo al menos en el top-50, y ahora este premio que repite en Houston por segunda vez (la anterior en 2012 vs Isner, en su mejor año) lo toma en su cuarto torneo en pleno retorno al mas alto nivel. Claro, aunque Houston no sea "el torneo", ganarlo, tampoco es tarea fácil.

Pico - Copa Houston - Getty

Pico pensó hace poco tiempo atrás en colgar la raqueta, pero se regalo una oportunidad, previo paso por el quirófano, en su muñeca derecha. Y valio la pena para el tandilense que a sus 32 años y con la veteranía que goza de buena salud en el circuito, se permite seguir luchando y quiere ir por mas.

Todo tiene su premio, y el no es la excepción. Su triunfo, no solo lo devuelve al Top-100 (estaba 148° y ahora es 86°), si no que entrará en los cuadros de Grand Slam directos y en los torneos mas importantes en lo que viene, evitando qualys que a pocos les hacen mucha gracia.

El otro que esta dulce es Federico Delbonis. En un buen año el muchacho de Azul, ya viene con resultados interesantes. El cemento, una superficie que le era esquiva, ya no lo es tanto y le ha dado dividendos. Llegó lejos en Indian Wells bajando a Andy Murray merecidamente y llegando a octavos con buen tenis y creciendo en su nivel.

Delbonis - Marruecos - diariojornada.com.ar

Ya en el clay de nuevo, su mejor habitat, repitió como en 2014 en San Pablo, esta vez en Marruecos ante el ascendente Borna Coric, un croata que esta llamado a cosas importantes en breve.

Pero su frase que lanzo tras su victoria ante Murray, se esta cumpliendo: "Que la gente se quede tranquila: hay tenis argentino para rato". Una frase premonitoria y que le esta dando la razón.

Pero que nadie se engañe. Epocas de La Legión, no se avecinan ni por asomo, porque la realidad asi lo marca. Aquella generación no tuvo siquiera una temporada a favor. Fueron años de triunfos y todos ellos envueltos en una calidad que dificilmente se repita, y sin ser peyorativo con nuestra actualidad.

Una semana con siete argentinos en el top-100 es para brindar y tratar de mantener a rajatabla. Y sin contar con Del Potro, o Berlocq, que otrora son inquilinos naturales en el lote.

Y con lo que hay en la actualidad, hasta se puede ser protagonista de la Copa Davis, algo palpable y que siempre ilusiona.

Tiempo de acomodarse con lo que se tiene, mucho mas de lo que se pensaba tras la sangría de La Legión y aún sin Del Potro en plenitud.

Por eso, a disfrutar el presente y ver que nuevamente en el circuito, los argentinos volveremos a ver nombres en número, como en aquellos viejos tiempos.-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *