Mónaco cerró un viernes soñado

Un día perfecto. Sería un buen título, para una jornada inolvidabe. Lástima el marco, pobre y esquivo a una serie muy hablada desde hace meses, y que se presentó con una lucha sin cuartel para ambos equipos.

La buena actuacion de Mónaco dejó el saldo a favor de Argentina ppr 2-0 ante Alemania en la primera jornada de la serie de Copa Davis que se disputa en Parque Roca, y asistieron cerca de 3000 personas apenas de las 14000 qiue siempre colman el Mary Teran de Weiss.

Con una ventaja inicial previa tras la victoria de Berlocq, fue el turno de Mónaco, para poder ponerle lógica a un triunfo necesario y que se podía acomodar a lo bueno hecho por Charly un rato ántes.

Y la actuación del tandilense fue de menor a mayor. Con vaivenes, pero sin sobresaltos. Así fue el curso de Mónaco en el segundo punto de la serie ante Alemania frente a Florian Mayer. Un camino movido, pero controlado.

Asi fue como el argentino sacó adelante un duelo clave ante el germano (rival que lo aventajaba por 5-1 en el historial) y puso a su país bien arriba en la eliminatoria. Fue 6-7 (4), 6-3, 6-3 y 6-4 en 2 horas y 43 minutos.

Pero empezó mal la cosa, cediendo tempranamente y sin poder tomar la delantera en el trámite. Hasta que recupero y todo desembocó en un tie-break, que el alemán supo manejar convincentemente. Mal paso de entrada y a remar de vuelta, contra el calor, los nervios y la ansiedad.

Pero de manera muy ráida se enchufó en el partido y en menos de media hora se adueñó del set, y marcó terreno. Fue 6-3 y a ver que pasaba en el tercero, si reaccionaba Mayer o se acentuaba en el match Mónaco. Y pasó lo último.

Juan Mónaco (La Voz)

Y otra vez se cayó Mayer y Mónaco facturó, por allá en el octavo game cuando servía 3-4 en el marcador. Quebró la tendencia, lo pudo y de paso, Pico se la creyó. Saco chapa y continuó mandando en el partido.

Entonces ya no había mas misterios y el desarrollo tuvo un claro dominador que era el argentino que ya no dejó ese papel por nada y sometió a Mayer a una dura faena, que el alemán no sabía contener. Y el local seguia martillando hasta terminar con la resistencia del n° 2 germano. Cerró un último game en cero y se terminó la historia. Y con final feliz.

Sin Kohlschreiber, out tras su desgarro en isquiotibial, perdiendo Mayer de manera clara, Argentina construyo un 2-0 frente a un rival que no tuvo resistencia al tenis de Berlocq, el calor, y la astucia de Mónaco.

Mañana, será la chance de cerrar todo el pleito en manos de Nalbandian y Zeballos, vaya a saber ante quienes ponga Carsteen Arriens para hacer frente a una pareja seguramente agrandada y con mucho, mucho mas tenis que los europeos.

Después de terminar un agitado y pegajoso viernes con un calor que por mucho tiempo se recordará, Jaite y Mónaco hablaron de lo que dejó este viernes, y que lo dejamos a continuación.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *