Maestro n° 1

Repitió como en 2008 en Shanghai, y ante un Roger Federer combativo y de gran nivel por momentos en el partido. Asi, Novak Djokovic, cierra un 2012 de gloria y como sólido líder ATP.

Si. Novak Djokovic lo consiguió. El serbio venció a Roger Federer por 7-6 (6) y 7-5 en dos horas y 14 minutos para quedarse con la Copa Masters disputada en el North Greenwich Arena de Londres, la segunda de su carrera.

El suizo había comenzado de manera perfecta. Como muestra, empezó el partido con un ace, mientras que el primer punto del serbio al servicio culminó con una doble falta. Así, el número dos del mundo sumó nueve puntos seguidos para ponerse 2-0 y 15-0; y también 3-0. El síntoma de gran concentración y perfección del inicio, auguraban una noche complicada para el serbio.

Federer, muy fino, hizo que a Djokovic le costara entrar en partido. Marcó distancias en el inicio y tuvo sangre fría. Sin embargo, Nole recuperó el quiebre y, a partir de ahí, el partido fue bien parejo. Hacía recordar a cuando se despertó en el segundo set ante Del Potro. Si ello ocurría, empezaba otro partido, cosa que ocurrió. Federer subía a la red siempre que podía y Djokovic patinaba peligrosamente, tal como acostumbra, desde el fondo de la cancha hasta herir en el noveno game para quebrar y sacar para el set. Metió presencia y se puso firme ante Federer.

Sin embargo, el suizo recuperó el quiebre en el juego siguiente aprovechando cada uno de los puntos en los que el serbio jugó con el segundo servicio y hasta levantando un set point. Así llegaron al tiebreak donde también fue bien parejo, con Djokovic arriba 6-5 pudiendo cerrar el pleito recién en el tercer set point (con varios miniquiebres de ambos) para el 7-6 (6) parcial en una hora y 12 minutos.

Era cuestión de ver como reaccionaba Federer tras el golpe y que insinuaba para el segundo parcial. Y volvió a pegar primero tras un game inicial que duró 11 minutos y en el que aprovechó la cuarta chance de quiebre en ese juego. Más tarde, el suizo tuvo oportunidades para quebrar nuevamente y ponerse 4-1 con su saque, pero no lo pudo cerrar, dejando con vida al número uno del mundo. Y ese momento lo pagó caro mas tarde.

Por eso, en el décimo la cosa cambió y, a pesar de que el suizo tuvo dos set points, el número uno del mundo concretó cuatro puntos en fila y el quiebre para el 5-5 parcial. En el duodécimo, Novak no tuvo más que tener una chance de partido para concretar el 7-6 (6) y 7-5 final. Allí, fue clave su excelente mejora en el parcial con su segundo saque: mientras que en el primero apenas ganó el 27% de los puntos con esa condición, en el segundo ganó el 67%.

Así, Djokovic ganó su segunda Copa Masters y se aseguró comenzar 2012 en el primer lugar en el ranking mundial con holgura. Además terminó el año con 75 victorias, en el tope del circuito mundial. Sigue demostrando que no fue casualidad su retorno al tope del ranking, y será uno de los hombres a vencer en 2013.

Fue el trigésimo cuarto título de Novak en su carrera, y el sexto en la temporada: antes había ganado el Abierto de Australia, Masters 1000 de Miami, Masters 1000 de Canadá, ATP 500 de Beijing y el Masters 1000 de Shanghai.

Federer, el máximo ganador de de Copa Masters, buscaba ser el primero en ganar tres títulos seguidos desde Ivan Lendl en 1987 y también quería igualar a Mc Enroe como el tercer tenista con mayor cantidad de títulos en la historia (77).

No pudo ser. Esta vez festejó Novak Djokovic.-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *