Djokovic y Berdych ganaron en el 02 Arena hoy

En el Grupo A las cosas se estan aclarando y ya hay olor a definición. Se medían en el 02 Arena de Londres en primer turno el n° 1 Novak Djokovic y el local Andy Murray, y mas tarde era el turno de Tomas Berdych ante el moreno frances Jo Wilfried Tsonga.

Y el serbio tuvo que transpirar, pero finalmente mostró su categoría y justificó porque esta por encima de Murray, y ante su gente. Su victoria por 4-6, 6-3 y 7-5 sirvió para mantener su invicto en esta edición y quedar al borde de la clasificación a las semifinales.

Cedió de entrada el serbio, teniendo que dar vuelta el resultado. Con su ventaja, sabiamente la administró para estar siempre adelante en el marcador y llevarse el parcial con claridad por 6-4.

Pero en el segundo set, la cosa cambió. Apretó el acelerador Djokovic, y en el sexto game quebró marcando diferencias en el trámite. Se lo vió mas enfocado, sin la pasividad de un rato antes y con vencido de ir por mas. Supo mantener la diferencia y el 6-3 emparejó el partido.

Mas lanzado, el serbio se animó a mas y saco diferencias con golpes certeros estiró el marcador con un quiebre que luego no pudo sostener. Hasta que llegó a estar abajo 4-5 incluso, pero se rearmó y llevó todo al tie-break. Claro, para ello Murray colaboró un poco con errores no forzados que simplificaron la labor del serbio.

Pero el ganador no dejó de pasar aprietos: sacó 15-40 hasta levantarlos con un smash y un saque ganador. Ya en el primer match point que dispuso, un revés del local se fue bien largo para terminar imponiéndose y seguir invicto en su camino hasta aquí.

Mas tarde, fue el turno del checo Tomas Berdych y el frances Jo Wilfried Tsonga, ambos derrotados en sus debuts el pasado Lunes.

Y fue triunfo para el checo por 7-5, 3-6 y 6-1 y quedó todo abierto en el grupo. Ante este panorama, los dos semifinalistas se conocerán el viernes.

En un partido muy parejo, Berdych hizo una pequeña diferencia en el primer set y derrumbó las ilusiones del galo en el tercero y decisivo, donde fue muy superior y terminó abrochándose el festejo en una hora y 52 minutos. El servicio del checo, su pilar.

Berdych fue apenas un poquito más que Tsonga en el cierre del set inicial y ahí estuvo la primera diferencia. Quizá las dos victorias de este año ante el francés le dieron el plus para poder cerrar la historia en 48 minutos. Se lo vió mas entero y en contrapartida, su rival nunca estuvo en sintonía, salvo en momentos donde Berdych aflojó el ritmo.

Muy atento, Berdych vió una grieta en Tsonga, que bajó sensiblemente su efectividad con los puntos ganados con el primer saque, y quebró en el 5-5 en su única oportunidad en el game. Hasta ese momento no había podido aprovechar sus tres ocasiones. Luego, a puro saque, confirmó la rotura y marcó la distancia por 7-5, en un set en el que Tsonga no pudo con el servicio de su oponente y apenas le arrebató siete puntos de las manos.

El segundo parcial parecía tener el mismo rumbo. Los primeros tres games fueron para los sacadores y sin ningún problema, pero Tsonga presionó y puso en aprietos a Berdych: en su tercera opción de quiebre estampó el 3-1. El checo se achico y el galo facturó. No obstante, antes del cierre, Berdych tuvo su oportunidad en el 3-5. Gozó de un punto de break -el único en el set-, pero Tsonga reaccionó con autoridad y llevó la historia a un tercer set.

Y en el parcial definitivo hubo un punto de inflexión. Se dió entre el segundo y el tercer game. ¿Qué pasó? Berdych zafó con lo justo con su servicio -tuvo break en contra- y luego, en su primera chance, quebró. Ahí la chapa reflejó un 3-1 que desmoralizó por completo a Tsonga. Le explotó la cabeza al moreno y se le simplificó el trámite a Berdych.

Desde ese momento, todo para el checo, que pareció tomarle el pulso al francés. Confirmó su saque y quebró en cero a su oponente. Luego, otro game sólido con su servicio para poner el 6-1 en una hora y 52 minutos.

Con la victoria en tres sets, Berdych (perdió en el debut ante Murray) llegará al duelo ante Djokovic con opciones de avanzar de ronda. Cuenta con una victoria y una derrota en el certamen que le dejan el pase en sus manos. Solo depende de él.

Por su parte, Tsonga, aún sin festejos en Londres, necesita un triunfo ante el escocés y un nuevo festejo del número uno del mundo para soñar con el pase a semifinales. Si los tres quedan con una victoria y dos derrotas el boleto para acompañar al serbio se definirá por cantidad de sets y de games a favor.

Asi las cosas, el viernes será el gran día, para los cuatro, que cuentan con chances de seguir en carrera a semifinales. 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *