Delpo la tuvo complicada ante Leo

Que partidito. Sin temor a equivocarme, lo visto hoy entre Delpo y Leo, fue lo mas duro que le toco al tandilense, aún siendo a solo tres sets. Cualquiera que hubiera vencido, merecía el premio de estar en octavos.

Pero fué para Juan Martín Del Potro, séptimo favorito, que se impuso por 6-3, 7-5 y 7-6 (11-9) a su compatriota Leonardo Mayer y se clasificó a los octavos de final del Abierto de Estados Unidos. Allí se medirá con el estadounidense Andy Roddick, que superó a Fabio Fognini (7-5, 7-6 (1), 4-6 y 6-4) y estiró su carrera un partido más.

La fatiga que traía el correntino tras su victoria ante Robredo, mas sus calambres, y su baja ayer por su merma física, quedaron en el olvido y en el vestuario. Nada de esas muestras de cansancio se vieron en Leo, que le jugo de igual a igual, y hasta pareció mentiroso su ranking actual (63°), jugó como al menos, un top-30, que por lo hecho hoy ante el tandilense, bien merecido lugar le correspondería.

Por eso, no la tuvo fácil el n° 8 ATP, que nunca se había enfrentado al correntino en el circuito. Leo jamás había alcanzado la tercera ronda de un Major sobre superficies rápidas, y hoy ante Juan Martín, fue de menor a mayor, mostró un juego agresivo, aun equivocando decisiones, y relució un gran saque, que le significó 11 aces y lo salvó en situaciones complicadas.

A nivel físico, el campeón del US Open ’09 no mostró secuelas de su dolencia en la muñeca izquierda, aunque fue atendido dos veces por un problema en la rodilla, que sin embargo no le trajo mayores complicaciones para moverse sobre el cemento neoyorquino.

El primer set quedó rápidamente en manos de Del Potro, que quebró en dos ocasiones, estuvo fino con su servicio y se llevó el parcial en 42 minutos. Pero Mayer, dijimos, creció con el correr del encuentro y poco a poco lo fue traduciendo en el marcador.

Lo mejor de Mayer aparció en el segundo, y sobre el epílogo, donde no se guardó nada, en absoluto. En su debe, tal vez, habrá que revisar sus nervios a la hora de cerrar el segundo set cuando dispuso de dos chances sacando 5-4 y con chances de estirar a un cuarto la disputa a esa altura. Fué cuando Del Potro resurgió, se llevó tres juegos consecutivos (el último, con el saque de Mayer, lo ganó en cero) y tomó ventaja de 2-0.

El tercer y último parcial tuvo a Mayer sufriendo en cada juego de servicio, pero cuando más lo necesitó, su saque dijo presente y frustró en repetidas ocasiones a Del Potro para llevar las cosas al tie-break. Para ilustrar lo anterior: el correntino salvó tres match points estando 4-5 y sacó 0-30 en 5-6. El desempate para él ya era todo un premio.

Y le pudo haber salido caro al N°1 argentino no aprovechar sus chances, porque Mayer tuvo momentos de gran nivel en el tie-break (el passing para 2-2 fue de lo mejor del partido) y dispuso de dos set points (6-5 y 8-7). Con oficio, Del Potro salió adelante y en su sexto punto para partido le puso números finales a la historia.

Lo sufrió, lo transpiró, y quedó con mucho para repasar y mejorar lo hecho por el tandilense hoy ante el correntino. Y sobre su horizonte aparece Andy Roddick, que va para el retiro y en los dos últimos matchs ha estado con buen andar.

Ya Delpo "retiró" en 2009 a Safín en Paris-Bercy, otra leyenda. ¿Le tocará hacerlo con Andy y ante su público?

El martes, seguramente a la noche en el Arthur Ashe, se sabrá si se termino la carrera de un ex-n°1 o si tiene cuerda para un partido mas.-

El informe de ESPN

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *