Novak, enojado como Rafa

El número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, se mostró contrariado por la actitud de la ATP, que permitió el cambio a la pista azul en el Masters 1000 de Madrid, al señalar que se decidió sin el consentimiento de los jugadores.

"Lo que no me gusta tanto es que esto no fue decidido con nuestro consentimiento, no estamos de acuerdo, y eso es lo único que no me gusta", dijo Djokovic.

Días atrás también Rafael Nadal criticó la decisión de la ATP de permitir que se cambiara el color de la pista, una posibilidad que figura en las reglas de esta organización y que fue aprobada y comunicada después a los jugadores, y que tendrá vigencia solo por este año.

"Los que están arriba en el ránking no han probado nunca esto. Eso debería significar algo y tenernos en cuenta. No es criticar al torneo, pero la ATP tendría que haber hecho un mejor trabajo protegiendo a los jugadores. Solo espero ahora que con esta situación no haya lesiones y tener una semana decente de tenis", añadió Djokovic.

En los dos últimos años la organización del torneo madrileño instaló una pista azul, de prueba, e invitó a los jugadores a que la utilizaran y comprobaran sus características, pero pocos de ellos, y ninguno de los cuatro primeros, aceptaron la invitación.

"Este torneo ha hecho un gran trabajo en los últimos años haciendo que los jugadores se sientan bien aquí, invirtiendo mucho dinero", prosiguió Djokovic. "Creo que es muy interesante ver lo que pasa aquí. Los jugadores se sienten bien con las condiciones, es una ciudad preciosa. Este año es distinto comparado con cualquier otro año y cualquier otro torneo".

"Es interesante ver lo que ocurre con la pista azul. Creo que es diferente. Está claro que hay diferencias con la tierra roja. Podemos hablar mucho sobre ello, pero ya que tenemos la tierra azul delante de nosotros, solo quiero prepararme", añadió.

Djokovic explicó que no acudió al torneo de Belgrado porque no se encontraba "emocionalmente preparado" por la muerte de su abuelo, y dispuso así "de tiempo para descansar".

"Lo demás lo he dejado ya atrás, me he entrenado y estoy bien preparándome para este torneo", añadió respecto a la cancelación de su conferencia de prensa el domingo, por una indisposición.

"Roland Garros es el segundo Grand Slam del año y el más importante en tierra. Es el reto para un jugador", comentó luego Djkokovic. "He tenido un 2011 muy bueno, sobre todo cuando gané aquí y en Roma, hay expectativas y presión sobre mí pero he aprendido a manejarlo. Quiero ir paso a paso. A ver cómo me va aquí, y luego pasito a pasito".

De su derrota en la final de Monte-Carlo ante Nadal, "Nole" sacó su propia conclusión. "He dejado atrás Monte-Carlo y, en las circunstancias en las que estaba, creo que hice un gran torneo. No tenía pilas ni gasolina y en la final Nadal fue demasiado buen jugador para mí en ese momento".

Notas Relacionadas

Madrid y el polèmico polvo azul

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *