Nalbandian estuvo cerca

La historia se pareció a la de Buenos Aires en la Claro. Tras una semana extraordinaria, David había caido en semis ante un intratable Ferrer. Es cierto, Seppi no es el español, pero si fue verdugo como en esa oportunidad. Nalbandian se había mostrado impecable como aquí en la semana, y la cita sabatina le propino una derrota.

En esta oportunidad, a diferencia de lo que pasó en febrero, es que estuvo muy cerca de llevarse el partido. Pero sus baches y Seppi, no se lo permitieron.

De esta manera, David Nalbandian desperdició una buena ventaja para volver a jugar una final después de más de un año y se llevó un sabor amargo del ATP de Belgrado. Tras jugar un errático partido ante el italiano Andreas Seppi, el unquillense cayó 2-6, 6-2 y 7-5 y quedó fuera en semifnales.

Nalbandian comenzó con solidez, sin perder su saque en el primer set, pero se pinchó en el segundo y, cuando parecía retomar el control del partido, volvió a caer. Mostró esa cara que a veces lo traiciona, y lo sepulta en un abrir y cerrar de ojos.

Con el match igualado en parciales, todo se traslado al tercero y definitivo. Y allí renació, quebró rapidamente y hasta estuvo 4-1 en el marcador. Tuvo un quiebre de ventaja, hasta sacó 4 a 2 inclusive, pero perdió su servicio. Y, con el saque 5-5, volvió a cederlo. En el primer match-point de Seppi, un revés a la red lo sentenció. Los fantasmas volvieron a aparecer, y lo que parecía probable, su esfumó.

Apenas se llevará de la capital serbia la idea de acumular minutos sobre el polvo de ladrillo. Porque sus dos victorias fueron ante jugadores ignotos y con muy bajo ranking como el esloveno Aljaz Bedene (156°) y el brasileño Joao Souza (116°). Ese es el medio vaso vacío.

En el lleno, habrá que leer que tuvo buenos momentos de tenis, que sumará puntos en su canasta y seguramente subirá algún puesto en el ranking, cerca del 45° ATP estará posiblemente desde el lunes.

Por lo que viene, David tendrá un duro debut en el Masters 1000 de Madrid -comienza el lunes- ante el canadiense Milos Raonic, 23° del mundo. Si lo vence, para colmo, su próximo rival será Roger Federer. Y si la dicha lo acompañara y superara al suizo que venció en ocho oportunidades, lo esperaría Ferrer.

Mientras tanto, la final del ATP de Belgrado enfrentará mañana a Seppi con el francés Benoit Paire, que venció al español Pablo Andújar.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *