El Tapado

Hizo doblete Mónaco en el festejo. Por su cumpleaños, y por el triunfazo ante Mardy Fish, que no figuraba en los cálculos de nadie. De esta manera Mónaco, el 21º cabeza de serie, se impuso a Fish (8º) por 6-1 y 6-3, en una hora y 22 minutos de juego, ante la alegría de muchos argentinos presentes y la decepción del público local, que se quedó sin un representante en carrera.

En un trámite en el que siempre el tandilense estuvo mejor enfocado y decidido, redondeó una actuación sobresaliente. El globo del 4-3 en el segundo set, fue el verdadero match point. Por como lo midió, por como lo ejecutó, por como lo disfrutó y festejó.

Asi, sin estar en los calculos de nadie, Mónaco se instaló en semis de Miami, donde aguarda al serbio Novak Djokovic que venciò a David Ferrer. Pavada de rival le tocò.

Con el overol puesto, laburando cada punto, pero con una característica en este M-1000 que lo distingue de lo que ha jugado hasta aquí : la agresividad en su juego. Pico mostró un temple único, el necesario para estas instancias y rivales. Ahora se nota mas que nunca que no fue casualidad lo hecho ante Monfils y Roddick. Y el solo, se ha puesto en verdugo de los norteamericanos, al eliminar a sus últimos representantes esta semana.

Fish llegaba motivado, con buenos antecedentes. No por nada habìa eliminado a un impecable Almagro que lo precedía una notable actuación ante Verdasco que metía miedo. Pero el local, se las arregló para superarlo y acceder a cuartos con mas chances desde la previa, a pesar de lo igualado que estaban en el cabeza a cabeza ambos.

Pensaba cuando escribía, en analizar el partido, pero prefiero desmenuzar a Mónaco en su gran semana, que en el día de su cumpleaños, se hizo el mejor regalo.

Su victoria tal vez ponga en problemas a Jaite, con todo resuelto para la formación de Copa Davis ante Croacia. ¿Y si ponemos a Pico como n°2 ? tal vez piense por estas hora el capitán. De cualquier modo, si ese es un problema, es de los que gustan tener sobre la mesa. Ya sabemos, la consigna es que mas vale que sobre y no que falte.

Gustavo Marcaccio, su coach, tiene su mérito. Ha sabido explotar al Mónaco enjaulado, que no podía demostrar todo lo que puede, y lo ha sacado del jugador molde para clay. Es mas agresivo, toma el control, y le perdió el miedo al rival. Auyentó su impaciencia que tantas veces lo traicionaba. Pero por sobre todo, consiguió algo que era mas necesario todavía : que se la crea.

Pero no es una victoria mas para él. Esta actuación en Miami, le asegura desde el Lunes estar 16° del ranking ATP, muy cerca del 14° al que llegó en Febrero ’08.

Sólo había llegado una vez a semifinales en un torneo tan importante, ya que lo hizo en Shanghai ’10, otro M-1000. En total, disputó ya 45 campeonatos de esta categoría, y quiere que éste, el 46º, sea el mejor ya que espera dar otro paso y ser inclusive finalista.

Ahora, sabe que espera mañana cerca de las 20 hs por Djokovic, un impecable nº1 y peso pesado en el circuito. Si hubiese sido David Ferrer, el riesgo era el mismo. Pero habrá que pensar a partír de mañana recién, tras los festejos de hoy merecidos por su victoria y su cumpleaños, con el mejor regalo que se pudo dar, la victoria.

El informe de ESPN

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *