El mejor Viernes

Fue la jornada perfecta. Tras la victoria de Mónaco mas temprano, Nalbandian salió con la carga de estirar el marcador ante un Florian Mayer que no iba a proponer un trámite fácil, cosa que finalmente ocurrió. Tras perder el primer set, el cordobés se recuperó y se llevó el partido por 2-6, 6-0, 6-1 y 7-6 (5), en un duelo durísimo y apretadísimo en el final.

En un trámite extraño, se vió como un quirúrgico Mayer doblegaba a voluntad a Nalbandian, sin respuestas en su tenís y sin poder encontrarle el rumbo al partido en el inicio. Pero el mérito fue de llocal, que tuvo argumentos para superar a Nalbandian, y soluciones para sus pocos errores en la cancha. Fue implacable y en un 6-2 categórico humilló a su rival para llevarse el primer set.

Pero en el segundo, apareció el cordobés en todo su esplendor. A los rasgos de reacción que mostró tras terminar el primer set, en este parcial lo amaniató a Mayer y tomó la iniactiva, cosa que no pudo hacer hasta entonces. Sucedieron los quiebres y el alemán no reaccionaba, no era el de hace un rato. Cacheteado sin permiso, Nalbandian lo tumbó sin piedad y siguió para cerrar el segundo set con un implacable 6-0.

El ritmo que le imprimió al partido, siguió en el tercer set. Solo en el inicio, tras empatar 1-1, volvió a marcar el paso y sin darle respiro, a pura contundencia, se llevó la delantera en el marcador con un implacable 6-1 y el total desconcierto de Mayer.

Hasta que el alemán se despertó otra vez. Sin ser el del inicio, pero emparejando las acciones, el partido se transformó en un ida y vuelta aunque alcanzó a quebrarlo al argentino hasta ponerse 4-1 arriba el europeo. Fue cuando resurgió el gran David, el héroe de mil batallas, que lo alcanzó para ponerse 4-4 y seguir así hasta el tie-break con el peligro que ello suponía.

El riesgo de llegar a un quinto set, por su físico y las horas por recorrer, era el gran desafío que tenía por delante. Nalbandian se puso 6-1 pero el cierre tardó en llegar. Sin nada que perder con tanta diferencia en "los penales" Mayer se agrandó y sumó cuatro puntos seguidos para acercarse, ya con su servicio, a un peligroso 5-6. Nalbandian había dispuesto de cinco chances de match point pero se le fueron cuatro.

Y en la última chance de partido, y recibiendo, Nalbandian jugó a la paralela y encontró, entonces, el punto que le hacía falta para quedarse con el partido y el segundo punto de la serie contra Alemania.

Ahora Jaite, verá junto a Zabaleta y los jugadores, si se tira a cerrar la serie mañana con David o Chela junto a Schwank, y analizará los pro y los contras. La serie aún no esta ganada, pero se esta cerca. Si arriesga con David, y se pierde el Sábado y en cinco sets, Nalbandian corre riesgo y ya sabemos que los tres días para él no es conveniente.

Florian Mayer, puede ser mas que Mónaco el Domingo en un cuarto punto. Y en un quinto, allí si Nalbandian ante Petzschner es muy superior y garantiza un resultado mas a favor por las realidades de ambos jugadores. Y estaría mas descansado que el alemán, que correría con dos días de partidos mas la presión de definir ante un gran definidor como el cordobés.

Pero para pensar en el Domingo, primero hay que disfrutar de este Viernes, y ver lo que pasa mañana. Que puede ser un gran Sábado .-

David habla despues de su victoria

La palabra de Jaite tras el 2-0

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *