No se quiere ir …

La organización del Abierto de Estados Unidos informó que las finales del torneo se retrasarán una jornada, por lo que la del cuadro femenino se pasó del sábado por la noche al domingo a la tarde, mientras que la de hombres se disputará el lunes a la tarde y no el domingo, como estaba programado en un principio.

Las dos jornadas, del martes y el miércoles, que fueron suspendidas con motivo de incesante lluvia y las quejas que expresaron públicamente los tenistas por no tener tiempo de recuperarse, fueron las causas de este cambio de horario en el cuarto y último Grand Slam de 2011.

Por lo tanto, este será el cuarto año consecutivo en el que la final masculina del US Open se traslada del domingo al lunes. Las anteriores ocasiones se debió a motivos climatológicos ocurridos ya sobre los días finales del campeonato.

En la jornada del sábado se disputarán los dos partidos de semifinales del cuadro masculino y también las femeninas, mientras que el domingo se jugará la final femenina y el lunes la masculina.

La definición de las mujeres, que tradicionalmente cierra el super sábado del US Open, por la noche, esta vez se llevará a cabo el domingo, a las 16.30 hora de Nueva York.

En tanto, la final de los varones tendrá lugar el lunes 12, a las 16 hora local, las 17 de Argentina y 15 de México y de Colombia, por ejemplo.

Algo se jugó de lo atrasado

Djokovic, que esta temporada ya ganó nueve títulos, incluidos Wimbledon y el Abierto de Australia, se impuso a Tipsarevic (20° preclasificado) por 7-6 (2), 6-7 (3), 6-0, 3-0 y abandono por lesión.

Así, Djokovic se adelantó 3-0 en los choques personales contra su connacional, compañero del equipo serbio campeón de la Copa Davis el año pasado. Los tres partidos entre sí fueron en diferentes superficies y este fue el primero que jugaron en un ‘Major’.

En semifinales, el rival del actual rey será el ganador del partido que disputa el suizo Roger Federer (3°), quíntuple campeón del Abierto de Estados Unidos, y el francés Jo-Wilfried Tsonga (11°). Este partido, ya ha tenido una suspensión en el primer sets por causa de una fuerte llovizna.

Pero ello no impidió que el suizo se impusiera ante el mejor francés del momento. Fue tras 1 hora y 53 minutos por 6-4, 6-3 y 6-3 para el ex-nº 1, que asegura un gran match este Sábado ante el serbio, con la nueva programación ya confirmada.

En tanto, y mas temprano, Nadal solventó con autoridad su compromiso de octavos tras superar al siempre incómodo jugador luxemburgués Gilles Muller, zurdo, ofensivo y muy buen sacador, por 7-6 (1), 6-1 y 6-2, tras poco más de dos horas de partido. De esta forma, y con dos días de retraso, el vigente campeón del torneo pudo saldar de forma favorable su partido ante un rival que sólo le opuso resistencia en el primer set.

En los cuartos de final, el segundo cabeza de serie se enfrentará al ídolo local Roddick, que derrotó al español David Ferrer (5°) en un accidentado partido, que sufrió tres suspensiones y se jugó en dos courts, por 6-3, 6-4, 3-6 y 6-3 tras dos horas y 39 minutos.

Este partido debía haberse disputado el martes pero fue suspendido a causa de la lluvia. El miércoles sólo se pudieron disputar 15 minutos y el jueves sufrió un nuevo retraso, al tener que suspenderse durante una hora y media por problemas en uno de los fondos de la pista Louis Armstrong, por lo que tuvo que trasladarse a la cancha 13, con capacidad para sólo 584 personas.

Por su parte, Murray acabó por la vía rápida su partido de octavos de final ante la revelación del torneo, el jugador norteamericano Donald Young, al que superó en una hora y 58 minutos de juego por un marcador de 6-2, 6-3 y 6-3.

El cuarto cabeza de serie reanudó el partido, que debía de haberse jugado el martes y del que sólo se pudieron disputar 15 minutos en la jornada del miércoles, con un 1-2 en contra, pero el jugador británico salió dispuesto a finiquitar el choque por la vía rápida y encadenó tres consecutivos para cerrar el match sin sufrir ningún sofocón.

Schwank y Dulko, en la final del dobles

La buena noticia, en un día de programa apretado, es la victoria de los argentinos (8º) Giselas Dulko y Eduardo Schwank en la modalidad de dobles mixtos en semis.

Ambos, de reconocida labor en dobles con sus respectivas parejas habituales, se animaron a la aventura en este US Open, y mal no les ha ido.

Juntos, vencieron a la pareja checa de Lucie Hradecha y Frantisek Cermak por 6-4 y 6-4, y de esta manera se miden en la final a la pareja local de Melanie Oudin y Jack Sock, quienes avanzaron sin jugar al choque decisivo, ante la no presentación de la pareja compuesta por la rusa Elena Vesnina y el indio Leander Paes.

La pareja argentina, octavos cabezas de serie en el cuadro, jugarán la final del dobles mixto el viernes, después de los dos partidos de cuartos de final de singles masculino pendientes. Esa definición del mixto comenzaría luego de las 18 hora argentina, las 17 en Nueva York.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *