Rafa fué mejor

El español Rafael Nadal resolvió el clásico del tenis mundial al demoler al suizo Roger Federer por 6-3 y 6-2, y acceder a la final del torneo de Miami donde se enfrentará de nuevo con el tenista más en forma del momento, el serbio Novak Djokovic, su verdugo en la final de Indian Wells.

En una hora y 18 minutos, Nadal consumó la decimoquinta victoria sobre Federer en 23 encuentros.

El suizo, comenzó el encuentro con un saque directo (terminó con seis), pero su porcentaje con el primer servicio no superó el 60 %, y se diluyó durante el partido. Rafa se mostró seguro en todo momento. Sin mostrar signos de cansancio del partido de ayer salió resuelto a hacer corto el trámite ante Roger, para apurar la definición y para soportar menos desgaste en el partido, y no tener que repetir como contra Berdych. Pero tuvo ayuda, ya que Federer en ese sentido colaboró, se mostró errático como pocas veces, y no conseguía imponer su juego.

Asi, en tan solo 33 minutos el español se llevó el primer set 6-3 y se presumía que en el segundo, Federer debía dar lucha para torcer el rumbo del match. Pero nada de eso ocurrió.

Roger se mostraba diferente. hasta dudaba en mas de una oportunidad en como conectar sus golpes. El estaba en la cancha, pero su tenis no. Su inseguridad le estaba pasando sus signos. Y el quiebre tempranero de Rafa no se hizo esperar, en el segundo game. El suizo estaba errático, no daba los pazos justos para pegar con solvencia, y le afectaba a su juego claramente. Nadal lo empezó a buscar por las puntas y comenzó a facturar, dándole mas convicción y agresividad en su juego. Alli, Federer también le hizo las cosas fáciles al español y fue un gran contribuyente.

En el cuarto game, con 0-40 abajo Federer debió apelar a lo mejor de si y empezó a torcer la cosa, al menos en su resurrección en ese juego. Mientras Rafa lo seguia haciendo correr y jugar sin tregua, trasladandole toda la presion, que la absorve y sostiene en su juego. Pero luego Nadal sigue al mismo ritmo, que con el quiebre a su favor, le alcanza para seguir camino al match, y con contundencia.

Nole y Rafa en la final

Con Nadal y Djokovic en la final se repite la definición del reciente torneo de Indian Wells, donde el serbio se impuso por 4-6, 6-3 y 6-2. Si el de Belgrado gana se convertirá en el primer jugador después de Federer en 2006 en obtener estos dos Masters 1000 estadounidenses en la misma temporada (Federer lo logró también en 2005)

Nadal lidera no obstante los enfrentamientos con ventaja de 16-8, pero Djokovic ha triunfado en ocho de los trece partidos que ambos han disputado sobre cemento, la misma superficie de la central de Crandon Park, donde si gana, el serbio acabaría la temporada de pista dura con un récord inmaculado, con cuatro títulos (ya ha conquistado los del Abierto de Australia, Dubai e Indian Wells).-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *